Inserto para el Boletín: Cristo Rey (B)

¿Cuales son las Palabras de Adviento de 2018?

#AdventWord recogerá oraciones a través del calendario global, en línea de adviento por el quinto año consecutivo. Virginia Theological Seminary está ofreciendo 24 meditaciones e imágenes durante esta temporada sagrada comenzando el domingo 2 de diciembre. Imágenes y meditaciones pueden ser vistos en nuestro sitio web, correos electrónicos diarios, Facebook, Instagram and Twitter. Únete a una comunidad internacional en la oración para explorar el misterio y asombro de Adviento.

Te invitamos acompañarnos por varios caminos:

  • Matrícula enAdventWord.org para recibir una visual breve y meditación escrita del 2 de diciembre hasta el día de Navidad.
  • UsaAdventWord.org para compartir tu propio imagen o breve reflexión sobre la palabra del día.
  • Publica tus imágenes o reflexiones en tus propias cuentas de medios sociales — recuerda usar la palabra de #AdventWord y hashtags de las palabras del día para incluir tus contribuciones en nuestras redes de medios sociales.
  • Sigue #AdventWord en Instagram, Facebook, o Twitter
  • Ayuda a crear un calendario global, en línea de Adviento
  • Visita:instagram.com/adventwordwww.twitter.com/AdventWord, or www.facebook.com/AdventWordOrg

Las palabras: Las palabras de este año son las siguientes. Compártelas con amigos y familia que les gustaría participar. ¡#AdventWord es un proyecto ecuménico! Damos la bienvenida a publicaciones de todo el mundo que resuenan con #AdventWord.

2 de diciembre  #Camino
3 de diciembre  #Mirar
4 de diciembre  #Enfoque
5 de diciembre  #Noche
6 de diciembre  #Luz
7 de diciembre  #Germinar
8 de diciembre  #Alerta
9 de diciembre  #Salvaje
10 de diciembre  #Llanto
11 de diciembre  #¡Ve!
12 de diciembre  #Disparejo
13 de diciembre  #Smooth
14 de diciembre  #Podar
15 de diciembre  #Preparar
16 de diciembre  #Regocijar
17 de diciembre  #Cantar
18 de diciembre  #Antepasado
19 de diciembre  #Lavar
20 de diciembre  #EnLlamas
21 de diciembre  #Señal
22 de diciembre  #Anticipar
23 de diciembre  #Persistir
24 de diciembre  #Paz
25 de diciembre  #Celebrar

Durante los 24 días de Adviento, participantes pueden profundizar su entendimiento de la venida de Jesús al mundo por las prácticas de meditación y oración. ¡Ven a orar con nosotros!

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Pentecostés 26 (B)

Cuerpo de Servicio de Adultos Jóvenes de la Iglesia Episcopal: se aceptan solicitudes

El Cuerpo de Adultos Jóvenes de la Iglesia Episcopal (YASC, por su sigla en inglés) ofrece atractivas oportunidades para servir, aprender y compartir, por un año, viviendo y trabajando con comunidades alrededor del mundo.

“Desde trabajando como capellanes invitados en barcos como parte de la Misión para Marinos en Hong Kong y Nueva Zelanda, hasta enseñando en escuelas de primaria y secundaria dirigidas por la Iglesia en Costa Rica y Tanzania, o trabajando en apoyo de la transformación a un desarrollo sostenible en las Filipinas, los voluntarios de YASC construyen relaciones con las comunidades de la Comunión Anglicana, desarrollando perspectivas amplias sobre la vida y la fe que permanecerán con ellos toda su vida” dijo Elizabeth Boe, funcionaria encargada del Personal de Misión de la Iglesia Episcopal. “Vemos este ministerio como una manera de apoyar a los adultos jóvenes en su desarrollo de liderazgo mientras exploran su fe de maneras nuevas y se interrelacionan con personas con puntos de vista diferentes, ofreciendo sus dones y destrezas en contextos nuevos”.

Las solicitudes están abiertas, a los episcopales entre los 21 y 30 años de edad, para las plazas durante el período 2019-2020 en el Cuerpo de Servicio de Adultos Jóvenes, que es el programa misionero internacional de la Iglesia Episcopal. Los voluntarios de YASC en la actualidad sirven en todos los rincones del mundo donde está la Comunión Anglicana y trabajan junto a sus socios en las áreas de administración, agricultura, comunicación, desarrollo y educación. Estos voluntarios sirven en ministerios en Costa Rica, Inglaterra, Hong Kong, Nueva Zelanda, las Filipinas, Puerto Rico y Tanzania. Entre las posibles asignaciones para el período 2019-2020 están (pero no se limitan a) Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Inglaterra, Honduras, Panamá, las Filipinas, Sudáfrica, Taiwán y Tanzania.

La solicitud para el ciclo 2019-2020, junto con información adicional e instrucciones, está disponible en bit.ly/YASCapp.

Jared Grant, quien fue voluntario de YASC, describe su experiencia en el programa como “una experiencia transformadora en todos los sentidos. Yo llegué a este programa con el punto de vista pesimista de que el ‘trabajo de misión’ era algo anticuado, mal informado que no estaba al corriente con la Iglesia que yo conocía y quería. YASC me dio la oportunidad de trabajar con ministerios y también desarrollar ministerios que respetan la humanidad en todos nosotros, ministerios que protegen la santidad de la creación, ministerios que buscan alcanzar esa loca idea de la paz en un mundo que parece decidido a ir en sentido contrario. Sin embargo, resultó ser que mi idea del ‘trabajo misionero’ era lo que estaba obsoleto y no el trabajo misionero en sí. Sigo estando orgulloso de llamarme un misionero de la Iglesia”. A partir de su servicio en YASC en Lesoto y en Italia, Grant decidió explorar la educación teológica en el Seminario Teológico de Virginia, donde ahora estudia.

La fecha límite para enviar solicitudes es el viernes 11 de enero de 2019.

El Rdo. David Copley, director de Alianzas Globales y Personal de Misión dijo que “YASC construye sobre la base de la fe, el conocimiento, la educación y la experiencia que los adultos jóvenes traen consigo cuando sirven y les ofrece la oportunidad de enfrentar retos y ser transformados al involucrarse plenamente en otro lugar del mundo de Dios. El servicio misionero es ante todo un acto de fe y una manera de actuar como Iglesia”.

Hay información adicional sobre YASC, vídeos y blogs en episcopalchurch.org/yasc.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Pentecostés 25 (B)

Consagración de Samuel Seabury

El 14 de noviembre, la Iglesia Episcopal conmemora la consagración de Samuel Seabury en 1784, como primer Obispo Americano y el primer obispo de la Iglesia Episcopal.

El 25 de marzo de 1783, en una reunión de 10 clérigos episcopales en Woodbury, Connecticut, Seabury fue nombrado primer Obispo Americano, después de la Revolución Americana. (El Rdo. Jeremiah Leaming fue elegido primero, pero él rehusó la nominación por motivos de salud.) Ya que no había obispos anglicanos en las Américas para consagrar a Seabury, él se embarco en un viaje en barco rumbo a Londres para buscar la consagración ahí.

La Iglesia de Inglaterra, sin embargo, dio una explicación razonable e indicó que seria imposible consagrar a Seabury como obispo, porque como ciudadano americano, Seabury no podía juramentar lealtad al Rey George III.

Entonces, Seabury se dirigió a la Iglesia Episcopal de Escocia, cuyos obispos en ese entonces se negaron a reconocer la autoridad del Rey George III. Seabury fue consagrado en Escocia el 14 de noviembre de 1784, por el obispo y obispo cúrate de Aberdeen y el obispo de Ross y Caithness, en presencia de un número de clérigos y laicos.

La única condición de la Iglesia Episcopal de Escocia fue que Seabury debía de estudiar el rito de la Sagrada Eucaristía de Escocia y trabajar para su aprobación, en vez de estudiar el rito inglés de 1662. Hasta la actualidad, en uno de los ritos de la liturgia de la Sagrada Eucaristía en la Iglesia Episcopal se observa esta característica principal del rito Escoces.

Cuando Seabury regreso a América, fue reconocido como obispo de Connecticut en una convocación del 3 de agosto de 1785, en Middletown, Connecticut.

Oración para Samuel Seabury

Dios de la eternidad, Tú que bendijiste a tu siervo Samuel Seabury con el don de la perseverancia para renovar la herencia anglicana en Norte América. Privilegio, que en unidad con nuestros obispos, y nutridos por tus sagrados sacramentos, nosotros proclamaríamos el Evangelio de Redención con el sello apostólico; a través de Jesucristo que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, un solo Dios verdadero por siempre. Amen.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Pentecostés 23 (B)

Vispera de Todos los Santos

El 31 de octubre, la noche antes de Todos los Santos, es la Víspera del Día de Todos los Santos [All Hallows’ Eve], o como se le conoce más comúnmente, Halloween. A pesar de que el día de Todos los Santos es uno de los principales días festivos en el calendario litúrgico de la iglesia, la Víspera del día de Todos los Santos no es tan ampliamente celebrada en la iglesia como en la cultura secular.

Sin embargo, para los episcopales que buscan una liturgia en Halloween, “El Ritual para ocasiones especiales” (Church Pension Fund [Fondo de Pensiones de la Iglesia], 2004) ofrece un servicio de víspera de Todos los Santos (pp. 108-110).

Se inicia con un rito tomado de la Liturgia de la Luz en el Libro de Oración Común (p. 109), utilizando la oración de luz el cual fue señalado para las fiestas de los Santos: “Señor Jesucristo, tus santos han sido las luces del mundo en cada generación: Concede que nosotros, los que siguen sus pasos seamos dignos de entrar con ellos en ese país celestial donde vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén” (Libro de Oración Común. p. 111).

Lecturas bíblicas sugeridas para la víspera de Todos los Santos son: La bruja de Endor [The Witch of Endor] 1 Samuel 28:3-25; The Vision of Eliphaz the Temanite, Job 4:12-21, El valle de los huesos secos, [The Valley of Dry Bones]  Ezequiel 37:1-14, y La Guerra en el Cielo, [The War in Heaven], Apocalipsis 12: (1-6) 7-12.

Oraciones ofrecidas durante el servicio incluyen:

Dios omnipotente y eterno, Tú has hecho todas las cosas en tu sabiduría y estableciste los límites de la vida y la muerte: Concede que podamos obedecer tu voz en este mundo y que en el mundo venidero podamos disfrutar de ese descanso y la paz que usted ha designado para su gente, a través de Jesucristo, que es la Resurrección y la Vida, y que vive y reina por los siglos de los siglos. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 108).

Oh Dios, que has llamado a tu gente a tu servicio, de edad en edad. No nos des a la muerte, pero levántanos para servirte, para alabarte y glorificar tu santo nombre, por Jesucristo nuestro Señor. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 109).

Tú, Señor, nos has hecho del polvo de la tierra y al polvo nuestros cuerpos volverán; sin embargo, usted también ha respirado su Espíritu sobre nosotros y nos llamaste a la nueva vida en ti: Ten piedad de nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte, por medio de Jesucristo, nuestro mediador y Abogado. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 109).

También se recomienda que “las festividades y entretenimientos adecuados pueden llevarse a cabo antes o después de este servicio, y la visita se puede hacer a un cementerio o lugar de entierro” (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 108).

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Pentecostés 22 (B)

La Comisión de las Naciones Unidas sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer

Se aceptan solicitudes para que los delegados episcopales representen al Obispo Primado de la Iglesia Episcopal en la Sesión 63.º de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Condición Juridica y Social de la Mujer (UNCSW, por su sigla en inglés) en la ciudad de Nueva York, del 11 al 22 de marzo de 2019. El tema prioritario para esta reunión es: Sistemas de protección social, acceso a servicios públicos e infraestructura sostenible para la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas.

La delegación episcopal estará compuesta por un delegado por cada provincia de la Iglesia Episcopal y un delegado de la Convocación de Iglesias Episcopales en Europa. La intención es hacer que la delegación como un todo refleje la diversidad de la Iglesia Episcopal, dando prioridad a aquellos cuyas experiencias de vida y activismo social están directamente relacionados con el tema.

Durante su visita a Nueva York, los delegados episcopales observarán las reuniones oficiales de la UNCSW en la sede de las Naciones Unidas y representarán al Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal a través de la promoción y defensa en las Naciones Unidas. Se espera que participen en conferencias telefónicas antes de la reunión y evaluaciones de la UNCSW, realizar reportes y acciones complementarias una vez que estén de regreso a sus lugares de origen.

Los delegados pueden ser de cualquier género y deben tener al menos 19 años de edad. Deben poder hablar sobre el tema prioritario y estar dispuestos a participar en la promoción y defensa en UNCSW. Cualquiera que esté considerando postularse debe tener un rol relevante a nivel parroquial, diocesano y/o provincial, rendir cuentas ante una autoridad diocesana o provincial, y tener un proceso para informar a la comunidad local después de participar en UNCSW.

Los jóvenes (de 15 a 18 años) también pueden presentar una solicitud. Cada joven debe estar acompañado por un adulto, preferiblemente uno de sus padres, o tutor.

Se espera que los delegados estén en la ciudad de Nueva York del 8 al 22 de marzo para la reunión de UNCSW o lo más cerca posible de la estadía completa. Los delegados son responsables de sus gastos de viaje, alojamiento, y demás gastos relacionados con el programa y la recaudación de fondos. Una cantidad limitada de fondos de becas puede estar disponible para apoyar a los candidatos que de otro modo no podrían asistir debido a limitaciones económicas.

Luego de una revisión de las solicitudes, el obispo primado Michael Curry elegirá a los delegados. Todos los solicitantes serán notificados a finales de noviembre.

La solicitud está disponible aquí: bit.ly/episcopalUNCSWsp. La fecha límite para solicitar es el 26 de octubre. Para obtener más información, comuníquese con Lynnaia Main, representante de la Iglesia Episcopal ante las Naciones Unidas, lmain@episcopalchurch.org.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Vigésimo domingo después de Pentecostés (B)

Becas para los Ministerios de Adultos Jóvenes y Universitarios

Se invita a los ministerios episcopales (o ministerios ecuménicos con participación episcopal) con aspiraciones de lanzar un ministerio o programa para adultos jóvenes a que soliciten una beca episcopal para un ministerio de adultos jóvenes o un ministerio universitario. Son elegibles para esta solicitud las diócesis, las congregaciones, o los ministerios en centros de estudios superiores o universidades que estén actualmente comprometidos o estén fomentando nuevas vinculaciones con adultos jóvenes dentro y fuera del ambiente universitario. La información y el formulario de solicitud para las becas está disponible en bit.ly/SPyacmgrants.

“Estas becas ayudan a la Iglesia Episcopal a una comprensión más amplia de lo que significa el ministerio de los adultos jóvenes dentro y fuera del ambiente universitario” dijo la Rda. Shannon Kelly, oficial encargada de los Ministerios de Adultos Jóvenes y Universitarios. “Este es un ministerio en crecimiento que enseña a la Iglesia cómo ejercer la misión y el Movimiento de Jesús de maneras nuevas e innovadoras”.

Los cuatro tipos de becas son:

  • Beca de liderazgo:para establecer un nuevo ministerio de campus, restaurar uno inactivo o para revitalizar uno que ya existe. La beca oscilará entre los 20.000 a 30.000 dólares, que pueden ser utilizados dentro de un periodo de dos años.
  • Becas para Ministerio de Universitarios:proveen un capital inicial para ayudar en la puesta en marcha de ministerios universitarios nuevos e innovadores o para mejorar un ministerio existente. Las becas oscilarán entre los 3.000 a 5.000 dólares.
  • Becas para Ministerio de Adultos Jóvenes:proveen capital inicial para asistir en el inicio de nuevos e innovadores ministerios de adultos jóvenes o para mejorar un ministerio existente. Las becas oscilarán entre los 3.000 a 5.000 dólares.
  • Becas para proyectos:proveen fondos para un proyecto único que aumentará el impacto del ministerio de adultos jóvenes y el ministerio universitario. Las becas van de los 100 a los 1.000 dólares.

Un total de 133.000 dólares está disponible para este ciclo, de un total de 400.000 dólares disponibles para este trienio. Estas becas son para el año académico 2019-2020.“El ministerio de adultos jóvenes dentro y fuera de los recintos universitarios es una manera como la Iglesia desarrolla los líderes de hoy y mañana”, añadió Kelly; “es un honor y un privilegio avanzar junto con estos ministerios en su búsqueda de maneras únicas de establecer nexos en sus comunidades”.

Los ministerios episcopales (o ministerios ecuménicos con participación episcopal) que en la actualidad estén comprometidos o estén fomentando una nueva vinculación con adultos jóvenes dentro y fuera del ambiente universitario están invitados a presentar su solicitud. A partir del jueves 1 de noviembre puede presentar su solicitud debidamente diligenciada. La fecha límite para este trámite es el lunes 19 de noviembre de 2018 a las 10 de la noche, hora del este [de Estados Unidos].

Si tiene más preguntas, por favor comuníquese con la Rda. Shannon Kelly, oficial  encargada de los Ministerios de Adultos Jóvenes y Universitarios en skelly@episcopalchurch.org o con Valerie Harris, colaboradora de Formación en vharris@episcopalchurch.org.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Decimonoveno domingo después de Pentecostés (B)

San Francisco de Asís

El 4 de octubre, la Iglesia celebra la vida y el testimonio de san Francisco de Asís, fundador de las Órdenes de los Franciscanos y de las Clarisas, defensor de los pobres, y amigo de los animales.

Nacido a finales del siglo 12, Francisco era el hijo de un rico comerciante y de su mujer de alta alcurnia. A pesar de vivir una vida de comodidad y facilidad en general, sintió el llamado a una vida de búsqueda de la “Dama Pobreza”. Después de una serie de interacciones humillantes con los pobres, Francisco se dedicó al cuidado de los enfermos y de los pobres, renunciando a sus intereses comerciales y posesiones materiales (para disgusto de su padre). No pudo haber sido fácil, pero la fe de Francisco le pidió el cambio de la ropa fina por el cilicio y la seguridad financiera por la escasez. En las palabras del oración atribuida al santo, encontró que “es dando cuando recibimos”.

Francisco fundó la Orden de los Frailes Menores, la cual exigía un estricto voto de pobreza, en la creencia de que los bienes terrenales con demasiada frecuencia resultan en distracciones de una vida santificada. Con Clara de Asís, formaría las Clarisas, una orden religiosa para las mujeres dedicadas de manera similar al servicio. Una Tercera Orden seguiría de cerca, para aquellos hombres y mujeres que vivirían los valores franciscanos en el contexto de la vida cotidiana. En el pensamiento de Francisco, abrazar plenamente la pobreza equivalía a abrazar la confianza solo en Dios; sufrir físicamente era identificarse con el propio sufrimiento de Cristo. Según Santas, Santos, esto hizo de Francisco, “el más popular y admirado [santo], pero probablemente el menos imitado”.

Quizá recordemos mejor a san Francisco por su devoción a la naturaleza y a los animales; en varias hagiografías, o historias de los santos, a Francisco se le representa predicando y de otra manera comunicándose con los peces, las aves, e incluso con un lobo. Él creía que el Creador, es alabado por todas sus criaturas y, de hecho, por la misma creación. En este espíritu muchas iglesias episcopales ofrecen bendiciones de mascotas y otros animales cada año el día de la fiesta de Francisco.

Colecta para la fiesta de San Francisco

Altísimo, omnipotente, buen Señor concede a tu pueblo la gracia de renunciar alegremente a las vanidades de este mundo; para que, siguiendo el camino de bienaventurado Francisco, por amor tuyo nos deleitemos en toda tu creación con la perfección de la alegría; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén. (“Santas, Santos”, pág. 623)

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Decimoctavo domingo después de Pentecostés (B)

Responder a Huracanes

La Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo lo/a invita a que se asocie a nosotros en apoyar a las diócesis que se están preparando para responder a los huracanes y a otras tormentas trágicas.

Ahora mismo, su contribución al Fondo de Alivio de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo apoyará a las comunidades afectadas mientras que se preparan y movilizan para tormentas como el huracán Florence. Su donación asistirá con necesidades urgentes proporcionando suministros como alimentos, agua y otros artículos básicos y nos ayudará a proporcionar asistencia a largo plazo según sea necesario.

Respondemos a tormentas en Estados Unidos mediante asociaciones con diócesis episcopales. Nuestro Equipo de Desastres en Estados Unidos ofrece recursos y capacitación para ayudar a la gente a prepararse para desastres y proporciona apoyo de emergencia para que los/as más impactados/as puedan tener una recuperación sostenida después de la tormenta. El beneficio de nuestra asociación con iglesias episcopales es que esas feligresías ya están profundamente integradas en sus comunidades, están allí antes de que llegue el personal de socorro y permanecen mucho después de que las cámaras de los noticiarios se hayan ido.

Para hacer una donación, llene el cupón a continuación y envíelo por correo con su cheque o información sobre su tarjeta de crédito. También puede contribuir en línea al Fondo de Alivio de Huracanes en https://support.episcopalrelief.org/hurricane-relief.

Gracias por su compasión y plegarias. Con su asociación, estamos trabajando juntos para efectuar cambios duraderos.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Decimoséptimo domingo después de Pentecostés (B)

Día de la Santa Cruz

 El 14 de septiembre, la Iglesia celebró el Día de la Santa Cruz en honor de la ofrenda personal de Cristo en la cruz por nuestra salvación. Esta fiesta también es conocida en algunas iglesias como la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz y la fiesta del Triunfo de la Cruz. Era una de las 12 grandes fiestas en la liturgia bizantina y sigue siendo una fiesta importante en la Iglesia Episcopal.

La celebración de la Santa Cruz tiene lugar el 14 de septiembre para conmemorar la consagración de la iglesia del Santo Sepulcro en ese día en 335 por el emperador romano Constantino el Grande. Se dice que la madre de Constantino, santa Elena, descubrió la verdadera cruz durante una peregrinación a Jerusalén, y Constantino construyó la iglesia del Santo Sepulcro en el sitio de su descubrimiento. Una porción de la Cruz se dice que ha sido colocada en el interior de la iglesia.

La leyenda también dice que los persas se llevaron esa porción de la cruz en el año 614 y que permaneció desaparecida hasta el 628, cuando el emperador bizantino Heraclio la reconquistó y devolvió a la iglesia del Santo Sepulcro.

Como señala el “Diccionario Episcopal de la Iglesia” (Church Publishing, 2000): “Aunque la autenticidad de las supuestas reliquias de la cruz pueda ser cuestionable, el Día de la Santa Cruz ofrece una oportunidad para una celebración gozosa de la muerte redentora de Cristo en la cruz”.

Colecta para el Día de la Santa Cruz

Dios todopoderoso, cuyo Hijo nuestro Salvador Jesucristo fue levantado en lo alto de la cruz para que pudiera atraer a todo el mundo a sí mismo: concédenos por tu misericordia, que nosotros, los que nos gloriamos en el misterio de nuestra redención, podamos tener la gracia de tomar nuestra cruz y seguirlo; que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna. Amen.

Libro de Oración Común p. 160

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Inserto para el Boletín: Decimosexto domingo después de Pentecostés (B)

El Revdo. Alexander Crummell y Unión de Episcopales Negros

El 10 de septiembre, la Iglesia Episcopal celebra la vida y el legado de un memorable santo, el reverendo Alexander Crummell. También se designa este día como el domingo de la Unión de Episcopales Negros (UBE) para conmemorar el ministerio de la justicia racial de esta organización, que fue una consecuencia de la abogacía de Crummell.

El reverendo. Alexander Crummell nació el 3 de marzo del 1819, en la ciudad de Nueva York, hijo de Charity Hicks, una mujer de color libre, y de Boston Crummell, un antiguo esclavo. Ambos padres fueron activos abolicionistas. El primer periódico afroamericano, El Diario de la Libertad [Freedom´s Journal], se publicó en su casa.

De joven, Crummell fue expulsado de una academia en New Hampshire, descartado como candidato a las sagradas órdenes en Nueva York, y rechazado de ser admitido en el Seminario General a causa de su raza. Finalmente, fue ordenado en el 1844 como sacerdote en la Diócesis de Massachusetts, pero se fue a Inglaterra después de haber sido excluido de participar en la convención diocesana.

Con gran determinación, Crummell estudió en el Queens ‘College, Cambridge, y fue el primer estudiante negro oficialmente registrado como graduado. Poco después, viajó a Liberia de misionero para convertir a los africanos nativos al cristianismo y educarlos, así como para convencer a la comunidad de negros americanos de su deber de ir a África a difundir el cristianismo en todo el continente. Crummell vivió y trabajó durante 20 años en Liberia. Por último, la oposición política, la falta de fondos, y el potencial de violencia que amenazaba su vida le obligó a regresar a Estados Unidos.

A su regreso a EE.UU., fue llamado primero a la Misión Episcopal de Santa María en la zona de Foggy Bottom de Washington, DC. En el 1875 él y su congregación fundaron Iglesia Episcopal de San Lucas, la primera iglesia episcopal independiente de negros en la ciudad. Cuando los obispos del sur propusieron la creación de un distrito misionero separado para las congregaciones negras, Crummell creó una convocatoria nacional para luchar contra la propuesta. La Unión de Episcopales Negros es el resultado de esa organización.

Después de jubilarse de la iglesia de San Lucas en el 1894, Crummell enseñó en la Universidad  Howard hasta el 1897. Murió el 10 de septiembre del 1898 a la edad de 79. Crummell fue una voz importante en el movimiento de la abolición y un líder de la ideología Pan-Africana, influyendo a otros negros nacionalistas. De hecho, W.E.B. Du Bois rindió homenaje a Crummell con un memorable ensayo titulado “De Alexander Crummell” recogido en su libro del 1903, Las almas del Pueblo Negro.  El día de su fiesta en la Iglesia Episcopal es el 10 de septiembre.

La Unión de Episcopales Negros (UBE) es una organización nacional de abogacía basada en la fe, cuyo objetivo es hacer frente a las injusticias y las desigualdades raciales y sociales dentro y fuera de nuestra iglesia. Visite el sitio web de UBE, www.ube.org, para apoyar su ministerio de la justicia y la reconciliación racial.

Colecta
Dios todopoderoso y eterno, te damos gracias por tu siervo Alexander Crummell, a quien escogiste para enseñar el Evangelio a los que estaban lejos y a los que estaban cerca. Envía a esta y a todas las tierras evangelistas y heraldos de tu reino, para que tu Iglesia proclame las inescrutables riquezas de nuestro Salvador Jesucristo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara