Inserto para el Boletín: Pentecostés 25 (B)

Consagración de Samuel Seabury

El 14 de noviembre, la Iglesia Episcopal conmemora la consagración de Samuel Seabury en 1784, como primer Obispo Americano y el primer obispo de la Iglesia Episcopal.

El 25 de marzo de 1783, en una reunión de 10 clérigos episcopales en Woodbury, Connecticut, Seabury fue nombrado primer Obispo Americano, después de la Revolución Americana. (El Rdo. Jeremiah Leaming fue elegido primero, pero él rehusó la nominación por motivos de salud.) Ya que no había obispos anglicanos en las Américas para consagrar a Seabury, él se embarco en un viaje en barco rumbo a Londres para buscar la consagración ahí.

La Iglesia de Inglaterra, sin embargo, dio una explicación razonable e indicó que seria imposible consagrar a Seabury como obispo, porque como ciudadano americano, Seabury no podía juramentar lealtad al Rey George III.

Entonces, Seabury se dirigió a la Iglesia Episcopal de Escocia, cuyos obispos en ese entonces se negaron a reconocer la autoridad del Rey George III. Seabury fue consagrado en Escocia el 14 de noviembre de 1784, por el obispo y obispo cúrate de Aberdeen y el obispo de Ross y Caithness, en presencia de un número de clérigos y laicos.

La única condición de la Iglesia Episcopal de Escocia fue que Seabury debía de estudiar el rito de la Sagrada Eucaristía de Escocia y trabajar para su aprobación, en vez de estudiar el rito inglés de 1662. Hasta la actualidad, en uno de los ritos de la liturgia de la Sagrada Eucaristía en la Iglesia Episcopal se observa esta característica principal del rito Escoces.

Cuando Seabury regreso a América, fue reconocido como obispo de Connecticut en una convocación del 3 de agosto de 1785, en Middletown, Connecticut.

Oración para Samuel Seabury

Dios de la eternidad, Tú que bendijiste a tu siervo Samuel Seabury con el don de la perseverancia para renovar la herencia anglicana en Norte América. Privilegio, que en unidad con nuestros obispos, y nutridos por tus sagrados sacramentos, nosotros proclamaríamos el Evangelio de Redención con el sello apostólico; a través de Jesucristo que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, un solo Dios verdadero por siempre. Amen.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.