Inserto para el Boletín: Pentecostés 23 (B)

Vispera de Todos los Santos

El 31 de octubre, la noche antes de Todos los Santos, es la Víspera del Día de Todos los Santos [All Hallows’ Eve], o como se le conoce más comúnmente, Halloween. A pesar de que el día de Todos los Santos es uno de los principales días festivos en el calendario litúrgico de la iglesia, la Víspera del día de Todos los Santos no es tan ampliamente celebrada en la iglesia como en la cultura secular.

Sin embargo, para los episcopales que buscan una liturgia en Halloween, “El Ritual para ocasiones especiales” (Church Pension Fund [Fondo de Pensiones de la Iglesia], 2004) ofrece un servicio de víspera de Todos los Santos (pp. 108-110).

Se inicia con un rito tomado de la Liturgia de la Luz en el Libro de Oración Común (p. 109), utilizando la oración de luz el cual fue señalado para las fiestas de los Santos: “Señor Jesucristo, tus santos han sido las luces del mundo en cada generación: Concede que nosotros, los que siguen sus pasos seamos dignos de entrar con ellos en ese país celestial donde vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén” (Libro de Oración Común. p. 111).

Lecturas bíblicas sugeridas para la víspera de Todos los Santos son: La bruja de Endor [The Witch of Endor] 1 Samuel 28:3-25; The Vision of Eliphaz the Temanite, Job 4:12-21, El valle de los huesos secos, [The Valley of Dry Bones]  Ezequiel 37:1-14, y La Guerra en el Cielo, [The War in Heaven], Apocalipsis 12: (1-6) 7-12.

Oraciones ofrecidas durante el servicio incluyen:

Dios omnipotente y eterno, Tú has hecho todas las cosas en tu sabiduría y estableciste los límites de la vida y la muerte: Concede que podamos obedecer tu voz en este mundo y que en el mundo venidero podamos disfrutar de ese descanso y la paz que usted ha designado para su gente, a través de Jesucristo, que es la Resurrección y la Vida, y que vive y reina por los siglos de los siglos. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 108).

Oh Dios, que has llamado a tu gente a tu servicio, de edad en edad. No nos des a la muerte, pero levántanos para servirte, para alabarte y glorificar tu santo nombre, por Jesucristo nuestro Señor. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 109).

Tú, Señor, nos has hecho del polvo de la tierra y al polvo nuestros cuerpos volverán; sin embargo, usted también ha respirado su Espíritu sobre nosotros y nos llamaste a la nueva vida en ti: Ten piedad de nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte, por medio de Jesucristo, nuestro mediador y Abogado. Amen (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 109).

También se recomienda que “las festividades y entretenimientos adecuados pueden llevarse a cabo antes o después de este servicio, y la visita se puede hacer a un cementerio o lugar de entierro” (“Ritual para ocasiones especiales”, p. 108).

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.