Estudio Bíblico, Pentecostés 22 – 21 de octubre de 2018

Propio 24


[RCL] Job 38:1-7, 34-41; Salmo 104:1-9, 25, 37b; Hebreos 5:1-10; Marcos 10:35-45

Job 38: 1-7, 34-41

Hemos estado siguiendo la historia de Job, un hombre que una vez lo tenía todo, y ahora lamenta la pérdida no solo de su riqueza y estatus, sino también de sus hijos. Job ha sido empujado hasta el límite máximo. Está completamente desorientado de cómo se supone que debe mantener su fe en el Dios que ama, cuando ha perdido absolutamente todo lo demás.

Este pasaje ha fascinado a los lectores durante siglos, probablemente porque este es el momento en que Dios finalmente se presenta a favor de Job, y Dios se manifiesta en una forma que es completamente inesperada de un benevolente, amado a Dios. Dios tiene una habilidad especial para hacer lo inesperado.

Lo que es incomprensible para Job es también incomprensible para nosotros. Si Dios es bueno, ¿por qué ocurren cosas malas? La respuesta de Dios a Job muestra la bondad de Dios. Mira a todas estas cosas maravillosas que he creado. He creado un mundo lleno de cosas buenas que interactúan entre sí. A veces, en esas interacciones, las criaturas se hieren. Job se encuentra a sí mismo víctima de esas interacciones dañinas de la creación.

  • ¿Qué pasaría si estuvieras al punto de la desesperación, y lo único que querías era una respuesta de Dios, y esta fue la respuesta que recibiste? ¿Qué pensarías acerca de Dios?
  • ¿Puedes pensar en otras ocasiones en las Escrituras en que Dios da respuestas inesperadas?
  • ¿Puedes pensar en otras víctimas de la creación que sufren debido a la interacción con otros seres?
  • ¿Cuál es una forma en la que, como familia humana, podemos disminuir nuestro impacto negativo en las otras criaturas que Dios ha creado? 

Salmo 104: 1-9, 25, 37b 

En este salmo, tenemos otra hermosa descripción de las cosas buenas que Dios ha hecho. Cuando uno se detiene a considerar toda la diversidad de obras del creador, puede ser abrumador.

A menudo es más fácil ver la gloria de Dios en el océano majestuoso o en la hermosa cordillera de lo que es verla en nosotros mismos. La verdad que vemos en este salmo, así como en Job, es que el mismo Dios que creó el sol, la luna y las estrellas también nos ha unido entre sí con el mismo cuidado y amor.

  • ¿Recuerdas la primera vez que viste el océano, o una hermosa cordillera? ¿Cómo te sentiste acerca de Dios?
  • ¿Por qué puede que sea difícil para nosotros vernos como hermosas creaciones de Dios, hechas formidables, maravillosas?
  • ¿Por qué nos es a veces difícil a nosotros vernos unos a otros de la misma manera?
  • ¿De qué manera esto nos detiene?

Hebreos 5:1-10

“En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas…” Dios eligió entrar en el mundo como una de sus muy propias creaciones, como ser humano. Y en el estado humano de Dios, Dios sufrió todo el daño y el dolor a que los seres humanos se enfrentan cada día. Dios sufrió la traición definitiva y absoluta desolación. A veces es imposible encontrar una buena noticia cuando nosotros, como Job, estamos perdidos en un mar de dolor y de confusión. La buena noticia no es que Dios suprimiera nuestro dolor, sino que Dios caminara con nosotros en ese dolor, y que Dios conoce nuestro dolor íntimamente, como si fuera el propio de Dios.

  • Toma un momento para pensar en alguna vez en que has sentido dolor. Dile a Dios lo que el dolor significó para ti, y pregúntale a Dios donde estaba.
  • Piensa en lo que las palabras de consuelo que Dios te puede ofrecer la próxima vez que sientas dolor. Compártelo con un grupo si quieres. 

Marcos 10: 35-45

Aquí tenemos otra sorprendente respuesta de Dios. Santiago y Juan le piden a Jesús cómo llegar a ser el más grande, y Jesús les dice que para ser grande deben ser siervos de los demás, y para ser el primero, tienen que ser esclavos de todos.

  • ¿Cómo contradice esto lo que tú podrías pensar sobre cómo llegar a ser grande?
  • ¿Qué nos enseña nuestra sociedad acerca de cómo llegar a ser grande?
  • ¿Qué aspecto tendría para nosotros seguir el mandato de Jesús de ser siervo para los demás en la sociedad actual?
  • ¿Cómo podemos servirnos mejor no solo entre nosotros, sino también a las demás hermosas criaturas que Dios ha creado?

Este estudio bíblico, escrito por Maggie Foster, originalmente se presentó para 18 de octubre de 2018.

Descargue el Estudio Bíblico para Pentecostés 22 (B).

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.