Inserto para el Boletín: Decimotercer Domingo después de Pentecostés (B)

El Camino del Amor: Prácticas para una Vida Centrada en Jesús

“Pido al Padre que Cristo viva en sus corazones por la fe, y que el amor sea la raíz y el fundamento de sus vidas. Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo. Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios.” — Efesios 3:17-19

En el primer siglo, Jesús de Nazaret inspiró un movimiento. Una comunidad de personas cuyas vidas se centraron en Jesucristo y se comprometieron a vivir el camino del amor incondicional, desinteresado, sacrificado y redentor de Dios. Antes de ser llamados “iglesia” o “cristianos”, ese Movimiento de Jesús simplemente se llamaba “el camino”. Hoy creo que nuestra vocación es vivir como la Rama Episcopal del Movimiento de Jesús. Pero, ¿cómo podemos juntos crecer más profundamente con Jesucristo en el centro de nuestras vidas, para poder dar testimonio de su Camino de Amor en y para el mundo? Las raíces profundas de nuestra tradición cristiana pueden ofrecer justamente ese camino. Durante siglos, las comunidades monásticas han moldeado sus vidas en torno a ritmos y disciplinas para seguir juntos a Jesús. Dicha práctica se conoce como una “Norma de Vida”. El marco que tiene ante usted, El Camino del Amor: Prácticas para una Vida Centrada en Jesús, resume la Norma para la Rama Episcopal del Movimiento de Jesús.

Está diseñado para ser a la vez simple y espacioso, de manera que cada individuo, los grupos ministeriales, las congregaciones y las redes puedan desarrollarlo de maneras únicas y construir un tesoro de historias y recursos a lo largo de toda la iglesia. No hay un orden específico que se deba seguir. Si usted ya observa una Norma o disciplinas espirituales, podría reflexionar y descubrir cómo ese camino se cruza con éste. Al entrar en la reflexión, el discernimiento y el compromiso en torno a las prácticas de Virar – Aprender – Orar – Adorar – Bendecir – Emprender – Reposar, yo rezo para que crezcamos como comunidades que siguen el camino amoroso, liberador y vivificante de Jesús. Su camino tiene el poder de cambiar cada una de nuestras vidas y de cambiar este mundo.

Su hermano en el Camino de Jesús,
El Reverendísimo Michael B. Curry
Primado y Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.