Inserto para el Boletín: Decimocuarto Domingo después de Pentecostés (B)

Prácticas para una Vida Centrada en Jesús - II

Al principio de su ministerio, Jesús de Nazaret estaba rodeado de multitudes. Se volvió y preguntó: “¿Qué están buscando?” (Juan 1:38). Durante más de mil años, los monjes han saludado a los peregrinos que llaman a sus puertas preguntándoles: “¿Qué están buscando?” Hoy, cada uno de nosotros puede hacer una pausa con la misma pregunta. Por mucho que el mundo haya cambiado, las esperanzas y los anhelos humanos fundamentales que nos conducen a la fe puede que no sean tan diferentes. Pues muchos…

Buscamos amor. Buscamos libertad. Buscamos vida abundante. Buscamos a Jesús. Entonces, vengan y síganme:

VIREN, CAMBIEN DE RUMBO
Hagan una pausa, escuchen y elijan seguir a Jesús
Al igual que a los discípulos, Jesús nos llama a seguir el Camino del Amor. Con la ayuda de Dios, podemos pasar de los poderes del pecado, del odio, del temor, de la injusticia y de la opresión al camino de la verdad, del amor, de la esperanza, la justicia y la libertad. Al cambiar de rumbo, reorientamos nuestras vidas hacia Jesucristo, enamorándonos una y otra vez.

APRENDAN
Reflexionen sobre las Escrituras todos los días, especialmente sobre la vida y las enseñanzas de Jesús.
Al leer y reflexionar sobre las Escrituras, especialmente sobre la vida y las enseñanzas de Jesús, nos acercamos a Dios y la Palabra de Dios habita en nosotros. Cuando abrimos nuestras mentes y corazones a la Escritura, aprendemos a ver la historia de Dios y la actividad de Dios en la vida cotidiana.

OREN
Habiten intencionalmente con Dios todos los días
Jesús nos enseña a acercarnos a Dios con corazones humildes, ofreciéndole claramente nuestras acciones de gracias y preocupaciones a Dios o simplemente escuchando la voz de Dios en nuestras vidas y en el mundo. Ya sea de pensamiento, palabra u obra, individualmente o en comunidad, cuando oramos, llamamos y habitamos en la presencia amorosa de Dios.

ADOREN
Reúnanse semanalmente en comunidad para agradecer, alabar y habitar con Dios
Cuando adoramos, nos reunimos con otros ante Dios. Escuchamos las Buenas Nuevas de Jesucristo, damos gracias, confesamos y ofrecemos el estado quebrantado del mundo a Dios. Cuando partimos el pan, nuestros ojos se abren a la presencia de Cristo. Por el poder del Espíritu Santo, somos hechos un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo enviado para vivir el Camino del Amor.

BENDIGAN
Compartan la fe y desinteresadamente den y sirvan
Jesús llamó a sus discípulos a dar, a perdonar, a enseñar y a sanar en su nombre. Nosotros estamos facultados por el Espíritu para bendecir a todos los que encontramos, para practicar la generosidad y la compasión, y proclamar las Buenas Nuevas de Dios en Cristo con palabras de esperanza y acciones altruistas. Podemos compartir nuestras historias de bendición e invitar a otros al Camino del Amor.

EMPRENDAN
Crucen fronteras, escuchen profundamente y vivan como Jesús
Cuando Jesús va a las carreteras y caminos, nos envía más allá de nuestros círculos y zona de confort, para dar testimonio del amor, la justicia y la verdad de Dios con nuestros labios y con nuestras vidas. Vamos a escuchar con humildad y unirnos a Dios para sanar un mundo lastimado. Vamos a convertirnos en la Amada Comunidad, un pueblo reconciliado en amor con Dios y con los demás.

TÓMENSE UN REPOSO
Reciban de Dios los dones de gracia, paz y recuperación
Desde el comienzo de la creación, Dios estableció la práctica sagrada de ir y regresar, trabajar y descansar. Especialmente hoy, Dios nos invita a dedicar tiempo a la recuperación y la integridad, en nuestros cuerpos, mentes y almas, y dentro de nuestras comunidades e instituciones. Al descansar, ponemos nuestra confianza en Dios, el actor principal que lleva todas las cosas a su plenitud.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.