Inserto para el Boletín: Octavo Domingo después de Pentecostés (B)

Para tiempos como estos: Sostenibilidad de la Red de Seguridad

La Iglesia Episcopal y la Iglesia Evangélica Luterana en América (IELA) continúan el llamado unido a orar, ayunar y actuar en apoyo de los programas que brindan la atención necesaria a todas las personas.  Ambas iglesias tienen implementados dichos programas, pero a menudo estos programas están diseñados para cubrir deficiencias en la asistencia federal y estatal.

Este mes nos enfocamos en los programas médicos y de jubilación de la red de seguridad. Estados Unidos tiene una fuerte tradición de comunidades que trabajan juntas para cuidar de los menos afortunados. Desde la época de la Revolución, europeos como Tocqueville observaron que nuestra capacidad para formar asociaciones y grupos para abordar problemas comunes diferenciaba a los estadounidenses de otros pueblos. El gobierno federal representa la asociación más grande con esas características formada para el mejoramiento y el avance de nuestra sociedad. Con ese fin, hemos instituido Medicare, Medicaid y la Seguridad Social para que los pobres, los ancianos, los discapacitados y las personas atrapadas en condiciones económicas que no pueden controlar, tengan un respaldo para su salud y bienestar. En las últimas décadas, a medida que disminuyeron las inversiones en programas que estimulan el potencial económico de las personas, ha aumentado la cantidad de personas que necesitan este respaldo.

El 21 de julio, únase la Red Episcopal de Políticas Públicas (EPPN), a las Actividades de Apoyo de la IELA y a los Obispos Primados de la Iglesia Evangélica Luterana en América y la Iglesia Episcopal mientras que Oramos, Ayunamos y Actuamos #PrayFastAct.

OREMOS por todos aquellos que confían en la usual caridad cristiana de nuestra nación para recibir atención médica o jubilación.

Dios de todo poder y misericordia, recordamos en tu presencia a los pobres y desamparados, a quienes nos es fácil olvidar: los indigentes y los que carecen de hogar, los ancianos y los enfermos, y los que no tienen quien cuide de ellos. Ayúdanos a sanar a los quebrantados de cuerpo o espíritu, y a convertir su tristeza en alegría.  Concede esto, oh Padre, por amor a tu Hijo, que por nosotros se hizo pobre, Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oración por los pobres y desamparados, El Libro de Oración Común.

AYUNEMOS para recordar a aquellos que no pueden acceder a estos programas y a los muchos que tendrían hambre y dolor si perdieran aquella pequeña ayuda que ofrecen estos programas.

Compartamos en las redes sociales usando #PrayFastAct. El día 21, publiquen una imagen de una mesa puesta y la razón por la que están ayunando este mes.

ACTUEMOS  instando a nuestros líderes electos a apoyar soluciones políticas que aborden la sostenibilidad de estos programas, no bloqueando la financiación o manipulando la elegibilidad, sino invirtiendo en nuestros conciudadanos para que, a largo plazo, menos personas necesiten una mano tendida.

Obtenga más información de la Red Episcopal de Políticas Públicas en advocacy.episcopalchurch.org.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.