Inserto para el Boletín: Pascua 7 (B)

Frances Perkins: Les recordaba a sus madres  

Frances Perkins escuchaba con compasión como un emperdernido miembro de la asamblea legislativa del estado de Nueva York le confesaba haber cometido una fechoría política. Como ella apenas lo conocía le preguntó entonces porque había confiado en ella. “Bueno Srta. Perkins” dijó él “todos tenemos madres”. La joven miembro del grupo de presión para el bienestar de los trabajadores se dio cuenta de que [seguramente] ella con su tricornio y su sobria indumentaria le recordaba a su madre.

El segundo domingo de mayo se celebra del Día de la Madre en más de 40 países alrededor del mundo. La observancia de esta fecha tiene como propósito animar a las personas a valorar cómo sus propias madres crearon un hogar para ellos y atendieron a sus necesidades, casi siempre sin que se lo pidieran y casi siempre también sin ningún reconocimiento.

Este año, el Día de la Madre cae el 13 de mayo, el día en que la Iglesia Episcopal rinde homenaje a Frances Perkins cuya labor atendiendo a nuestras necesidades a menudo no es reconocida. Como la principal defensora y artífice de la ley de Seguridad Social, ella consiguió rescatar de la pobreza a la mitad de las personas de la tercera edad del país, poco después de que se aprobara en 1935. A través de esa ley, Perkins también ofreció seguro de desempleo e indemnización por accidentes laborales a millones de personas y estipendios para millones de niños, hasta los 18 años, que habían perdido a sus padres y por ende su fuente de ingresos. Estas bendiciones han continuado por 83 años. Tan solo el año pasado su perdurable legado ayudó a 22 millones de estadounidenses a lograr colocarse por encima del umbral de la pobreza.

Como socia vitalicia de [la sociedad de] Hermanas de los Pobres de Todos los Santos pasaba un dia al mes en retiro silencioso en su convento, durante los 12 años que trabajó con el gabinete del [programa del presidente Roosevelt llamado] “Nuevo Acuerdo”.  En una serie de conferencias en 1948 en la Iglesia de Santo Tomás en la Quinta avenida de Nueva York reveló su profunda teología de la encarnación.

Perkins fue confirmada en 1905 en la Iglesia del Espíritu Santo en Lake Forest, Illinois, mientras servía de voluntaria en Hull House, [la casa del movimiento reformista social] en Chicago. Más tarde, mientras luchaba en contra de la trata de personas en Filadelfia, rendia culto en la iglesia episcopal San Clemente, en Nueva York. Estando en esta ciudad se casó con Paul Wilson en la capilla de la Iglesia de Gracia y desde entonces formó una relación, de por vida, con la Iglesia de la Resurrección [en Manhattan]. En Washington, D.C. su parroquia predilecta era la de Santiago en [el vecindario histórico de] Capitol Hill. Mientras dictó clases en Cornell, hacia el final de su vida, rendía culto en la iglesia de san Juan en Ithaca. Durante sus visitas de verano a la hacienda Perkins en el estado de Maine, la iglesia de san Andrés en Newcastle era su lugar de culto.

Frances Perkins (1880-1965) será homenajeada durante la Convencion General de este año con una exhibición creada por el Centro Frances Perkins (www.FrancesPerkinsCenter.org) durante la Convención General de este año. Puede encontrar más información sobre Perkins visitando a www.AnglicanExaminer.com.

Donn Mitchell es el autor de “De vuelta a recorrer las calles: Frances Perkins comparte su teología (Tread the City’s Streets Again: Frances Perkins Shares Her Theology”, en inglés). Enseña religión y ética en el Colegio Universitario Berkeley en Nueva York.

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.