Estudio Bíblico, Cuaresma 2 (B) – 25 de febrero de 2018

[RCL] Génesis 17: 1-7, 15-16; Salmo 22: 22-30; Romanos 4: 13-25; Marcos 8: 31-38

Génesis 17: 1-7, 15-16

Aunque Abrahán y Sara buscaron su propia solución en respuesta a que Sara no podía concebir un hijo (Abrahán tuvo un hijo, Ismael, con Agar, la esclava de Saray), trece años más tarde, Dios se aparece y revela que Sara concebirá un hijo, mediante el cual Abrahán será “el antepasado de una multitud de naciones”. Sara “dará origen a naciones” y “reyes de pueblos nacerán de ella”. Abrahán no racionaliza ni se excusa por haber buscado su propia solución y la de Sara; se postra en respuesta a estar en la presencia del Dios Todopoderoso.

Revisar la propia vida en presencia de Dios e identificar áreas que hay que corregir no necesita ser causa de vergüenza y culpa; estar en presencia de lo Divino puede evocar temor reverencial y humildad, cualquiera que sea el estado actual de la persona. Mientras uno pueda sentir que ha perdido el camino para discernir y seguir los caminos de Dios, hay invitaciones reiteradas para volverse hacia Dios. Todos los días podemos presentarnos ante Dios para renovar nuestra relación y el curso de nuestras vidas en respuesta a la llamada de Dios.

  • ¿Hay algún área en tu vida en la que Dios pueda invitarte a cambiar de rumbo o a comenzar de nuevo?

Salmo 22: 23-30

El pasaje de este salmo revela una invitación a alabar a Dios en acción de gracias porque Dios nos ha aceptado. Nuestra alabanza puede tomar varias formas, una de las cuales es la reunión para la adoración en común. Al reunirnos con nuestras comunidades locales, a medida que las comunidades de fe se reúnen en todo el mundo, recordamos la presencia amorosa y misericordiosa de Dios para todos los pueblos. Además, nuestra adoración a Dios trasciende el tiempo y el espacio; a través de Dios, permanecemos conectados con aquellos a quienes amamos, pero que ya no vemos más.

  • ¿De qué manera tu alabanza y adoración a Dios te lleva a una relación más cercana con los demás?
  • Al considerar a las personas a quienes amas, pero que ya no ves, ¿cómo podría el adorar a Dios ser una experiencia de estar conectado con ellos?

Romanos 4: 13-25

Los temas de la justicia y la virtud de Dios se entrelazan a lo largo de la carta de Pablo a los Romanos. La lectura de hoy explora la virtuosidad de Abrahán, una virtud otorgada mediante la fe. Algunos contemporáneos judíos de Pablo se jactaban de su relación de pacto con Dios como un vínculo único entre ellos y Dios, una relación a la que los gentiles no tenían acceso. Pablo, por el contrario, afirmó que la virtud finalmente viene por medio de la fe. Él presenta a Abrahán como el antepasado de todos los fieles, judíos y gentiles por igual. La virtud de uno a través de una relación de pacto con Dios se extiende más allá de la identidad étnica; está disponible para todas las personas. Pablo ofrece un mensaje de unidad en un contexto de división; ese contexto de división tiene su raíz en la valoración de la identidad étnica por encima de la humanidad común.

  • Al reflexionar sobre la relevancia de este mensaje hoy, ¿qué conversaciones están creando divisiones en la Iglesia y en el mundo, y cómo podríamos nosotros, como el apóstol Pablo, ser mensajeros de unidad?

Marcos 8: 31-38

Este pasaje de Marcos incluye un anuncio de la pasión de Jesús y una declaración de las condiciones del discipulado. La yuxtaposición de estas dos ideas revela la conexión entre el auto-sacrificio y ser un seguidor de Jesús.

“Porque los que quieran salvar su vida la perderán, y aquellos que pierden su vida por mi causa y por el bien del evangelio, la salvarán”. Jesús dirige estas desafiantes palabras a la multitud y a sus discípulos. Nosotros, sus discípulos actuales, podemos escuchar estas palabras dirigidas a nuestras vidas: lo que deseamos salvar o preservar, y lo que estamos dispuestos a abandonar. Estar excesivamente apegado a aspectos de la “vida” de uno, en términos de atributos y circunstancias externas puede disminuir la vitalidad de la propia vida interior, nuestra alma. Jesús nos invita, al considerar su vida y la nuestra, a buscar la perspectiva de Dios para discernir cómo nutrir nuestras almas y dedicarnos a vivir el Evangelio en un servicio fiel a Jesús.

  • ¿En qué áreas de tu vida te invita Dios a desprenderte para profundizar y fortalecer tu vida interior?
  • ¿Qué podría significar para ti “niégate a ti mismo, toma tu cruz y sigue a Jesús” en las circunstancias actuales de tu vida?

La Reverenda Denise Muller es diácono de transición, canónicamente residente en la Diócesis Episcopal de Arizona. Completará un Diploma de Estudios Anglicanos en el Seminario del Sudoeste en mayo de 2018. Recibió una Maestría en Teología y Estudios Bíblicos del Seminario Teológico Fuller y una Maestría en Salud Pública de la Universidad de Loma Linda. Completó un Certificado de Dirección Espiritual a través de Ministerios de Formación y Dirección Cristianos y un Certificado de Supervisión de Directores Espirituales a través del Centro de la Misericordia. Es directora espiritual y ha servido como directora de campo de Arizona para una organización de un ministro nacional de prisiones. En su tiempo libre, ella disfruta del senderismo, la lectura y de visitar museos.

Descargue el Estudio Bíblico para Cuaresma 2 (B).

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.