Estudio Bíblico, Epifanía 5 (B) – 4 de febrero de 2018

[RCL] Isaías 40: 21-31; Salmo 147: 1-11, 20c; 1 Corintios 9: 16-23; Marcos 1: 29-39

Isaías 40: 21-31

En capítulo 29 de Isaías, el profeta le dio el juicio de Yahvé al rey Ezequías: Judá pronto sería rebasada por Babilonia. Después de este siniestro mensaje, comienza la segunda sección principal de Isaías, conocida como el Libro de la Consolación. Esta sección de Isaías incluye los capítulos del 40 al 66. Nuestra lectura ocurre en los primeros párrafos del Libro de la Consolación. Aquí, la imagen de la majestad de Dios se presenta mediante la poesía. Para aquellos que habían escuchado la profecía de Isaías, esta poesía habría ofrecido una visión contrastante de Yahvé: el libertador que consuela.

  • En este pasaje, Isaías responde al severo juicio de Yahvé (Isaías 39) con imágenes contrastantes. ¿Dónde ves que funcione el contraste entre el pecado y la redención en el mundo de hoy?

Salmo 147: 1-11, 20c

Los salmos del 146 al  150 forman una colección conocida como El aleluya sin fin. El primer versículo del Salmo 147 invita a la comunidad de Israel a alabar a Yahvé Los versículos del 2 al 6 describen las buenas obras de Yahvé. Los versículos del 7 al 11 repiten el ciclo: en el versículo 7, la invitación a alabar, y en los versículos del 8 al 11, las razones por las cuales hay que alabar a Yahvé. Durante miles de años, este salmo nos ha recordado que hay que alabar a Dios, de quien provienen todas las bendiciones.

  • En nuestras ocupadas vidas, hacer una pausa para alabar a Yahvé puede resultar difícil. ¿Cómo se verían afectadas nuestras vidas creando espacio y tiempo para la adoración diaria?

1 Corintios 9: 16-23

Pablo proclamó el evangelio sin expectativa de pago u otra recompensa terrenal. Corinto era una sociedad en la que el éxito era conocido por la riqueza, el poder y el prestigio. Pablo se aparta del reconocimiento secular: el evangelio es el mensaje de gracia de Dios y Pablo hará lo que sea necesario para llevar el mensaje a todo el pueblo de Dios. La abundante gracia de Dios está disponible para los débiles, los esclavos, los ciudadanos, los judíos y todos los demás en Corinto. Esto debe haber sido un mensaje peculiar en una ciudad que valoraba la posición social.

  • Muchos de nosotros vivimos en sociedades como la de Corinto. Como cristianos, nuestro caminar diario en el mundo es una oportunidad para proclamar el evangelio. ¿Cuál es el mensaje del evangelio que estamos comunicando?

Marcos 1: 29-39

Este pasaje continúa revelando el poder sanador de Jesús. Para los galileos, los rumores sobre el sanador corrían rápidamente. La gente venía a verlo. Jesús se retira del pueblo de Cafarnaúm para orar solo. Sus discípulos lo encuentran y lo alientan a regresar. Pero Jesús anuncia que es hora de que viaje por Galilea para proclamar el mensaje: “Porque por esa razón he vinido”. A lo largo de este evangelio, hacer que las buenas nuevas sean accesibles a los gentiles es un mensaje retórico consistente. En el versículo 38, Marcos deja en claro que proclamar el mensaje de Dios era la razón de Jesús por la cual estaba en medio de ellos.

  • Las condiciones de vida en Galilea eran primitivas. De repente, Jesús se mueve entre ellos, y es capaz de sanar lo que no se puede cicatrizar. Rodeado de personas que necesitan su toque divino, Jesús se retira a orar solo. Cuando el mundo nos presiona, el ejemplo de Jesús sugiere que debemos presionar intencionalmente el botón de “pausa” y dedicar un tiempo a orar. ¿Qué beneficios ves al elegir el ejemplo de Jesús? ¿Qué desafíos encuentras?

Paula Jefferson está actualmente completando una Maestría en Divinidad en el Seminario del Sudoeste (Austin, TX): MDiv ’18. Su formación cristiana comenzó en una Iglesia Bautista de su pueblo (Pensilvania), continuó en una Iglesia de Cristo (Texas) y descubrió un nuevo engranaje en la Iglesia Episcopal (Texas) en 1999. Como contable, mantiene la licencia profesional a través de la Junta de Contabilidad Pública del Estado de Texas.

Descargue el Estudio Bíblico para Epifanía 5 (B).

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.