19 de marzo del 2017

Cuaresma 3 (A): La fiesta de la Anunciación

El próximo sábado 25 de marzo se celebra la fiesta de la Anunciación. Esta fiesta, fechada nueve meses antes de la celebración del Día de Navidad, conmemora la visita del ángel Gabriel a la Virgen María. Durante la visita, contada en el primer capítulo del Evangelio de Lucas, el ángel saluda a María y anuncia que será la madre de Jesús. María asiente con fe a la invitación de Dios.

Episcopal Anunciacion

Fra Angélico, “Anunciación” del museo diocesano de Cortana, 1433. Adán y Eva fueron expulsados del Edén, simbolizando la Caída y la Redención de la humanidad en una imagen.

“En el sexto mes envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la familia de David. La virgen se llamaba María. Entró el ángel a donde estaba ella y dijo: ´Alégrate llena de gracia. El Señor está contigo. Al oírlo, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué clase de saludo era aquél. El ángel le dijo: ´No temas, María, que gozas del favor del Dios. Mira, concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamarás Jesús. Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, para que reine  sobre la casa de Jacob por siempre y su reino no tenga fin´. María respondió al ángel: ´ ¿Cómo sucederá eso si no convivo con un hombre?´ El ángel le respondió: ´El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso, el consagrado que nazca llevará el título de Hijo de Dios. Mira, también tu pariente Isabel ha concebido en su vejez, y la que se consideraba estéril está ya de seis meses. Pues nada es imposible para Dios´. Respondió María: ´Yo soy la esclava del Señor: que se cumpla en mí tu palabra´. El ángel la dejó y se fue” (Lucas 1: 26-38, La Biblia del Peregrino).

Colecta para la Anunciación
Derrama tu gracia en nuestros corazones, oh Señor, para que los que hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, anunciada por un ángel a la Virgen María, seamos llevados por la cruz y pasión de Cristo a la gloria de su resurrección. Que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, ahora y por siempre. Amén. (Libro de Oración Común, página 156).

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado

media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.