Inserto para el Boletín: Último domingo después de Epifanía (A)

¿Qué es la Cuaresma?

Hoy es el último domingo después de Epifanía, lo que significa que esta semana la Iglesia comenzará a observar la Cuaresma. El comienzo de la Cuaresma está marcado por el Miércoles de Ceniza, que cae el 1 de marzo de este año.

La temporada cuaresmal de 40 días, que tradicionalmente no incluye los domingos, conmemora los “40 días y 40 noches” (Mateo 4: 2) que Jesús ayunó en el desierto y luego resistió las tentaciones de Satanás.

La temporada ahora conocida como la Cuaresma (de una antigua palabra inglesa que significa “primavera”, el tiempo cuando se alargan los días) tiene una larga historia.

Los primeros cristianos observaron “una temporada de penitencia y ayuno” en preparación para la fiesta pascual, o Pascua (BCP, pp. 182-183).

“The Temptation of Christ,” illustration circa 1411 by the Limbourg Brothers

Originalmente, en los lugares donde la pascua se celebraba un domingo, la fiesta pascual seguía a un ayuno de hasta dos días. En el siglo III este ayuno se alargó a seis días. Finalmente, este ayuno se unió, o cambió, en otro ayuno de cuarenta días, imitando el ayuno de Cristo en el desierto.

El ayuno de cuarenta días era especialmente importante para los conversos a la fe que se preparaban para el bautismo, y para los culpables de pecados notorios que estaban siendo restaurados a la asamblea cristiana.

En la Iglesia Occidental los cuarenta días de la Cuaresma se extienden del Miércoles de Ceniza hasta el Sábado Santo, omitiendo los domingos. Los últimos tres días de la Cuaresma son el Triduo sagrado del Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo. Hoy la Cuaresma ha readquirido su significado como la preparación final de los candidatos adultos para el bautismo. Uniéndose a ellos, todos los cristianos son invitados “a la observancia de una santa Cuaresma, mediante el autoexamen y el arrepentimiento, por la oración, el ayuno y la abnegación, y por la lectura y meditación  de la santa Palabra de Dios” (BCP, pág. 183 ).

La Iglesia Episcopal nos invita a observar la Cuaresma “mediante el autoexamen y el arrepentimiento; por la oración, el ayuno y la abnegación; y mediante la  lectura y meditación de la santa Palabra de Dios” (Libro de Oración Común, página 183).

¿Cómo observará usted una santa temporada cuaresmal este año?

Descarga los insertos para boletines (PDF):

página completa, de un solo lado
media página a doble cara

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.