Inserto Para el Boletín: Letanía Para la Prevención de la Violencia Armada

19 de junio del 2016

La siguiente Letanía para la prevención de la violencia armada la escribió el Revdmo. Stephen T. Lane, obispo episcopal de Maine, y se ofrece para su uso en la liturgia dominical de la Iglesia Episcopal.

Dador de la vida y del amor, que creaste todas las personas como una familia y nos has llamado a vivir juntos en paz y armonía. Rodéanos con tu amor cuando nos enfrentamos a los retos y a las tragedias de la violencia armada.

Por nuestros seres queridos, por nuestros vecinos, por los forasteros y extranjeros, y por los conocidos solo por Ti, Dios amoroso.

Haznos instrumentos de tu paz.

Dios de justicia, has dado a nuestros líderes, especialmente a Barack, nuestro Presidente, nuestro gobernador, a los miembros del Congreso, a los jueces de los tribunales y a los miembros de nuestros cuerpos legislativos, el poder y la responsabilidad de protegernos y de defender nuestro derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

Por todos los que tienen esa responsabilidad y, por todos los que luchan por discernir lo que es justo ante las fuerzas políticas de gran alcance, Dios amoroso,
Haznos instrumentos de tu paz.

Dios compasivo, te damos gracias por los socorristas, por los agentes de la policía, por los bomberos y paramédicos, y por todos aquellos cuyas obligaciones les llevará a las calles, a los grupos de presión, a los centros comerciales y a los hogares donde la carnicería de la violencia armada se lleva a cabo día tras día.

Dales valor y buen juicio en el calor del momento y concédeles compasión por las víctimas. Por nuestros hermanos y hermanas que arriesgan sus vidas y su serenidad mientras se apresuran en nuestra ayuda, Dios amoroso,
Haznos instrumentos de tu paz.

Dios misericordioso, venda las heridas de todos los que sufren debido a la violencia armada, de los mutilados y desfigurados, de los que han quedado solos y en duelo, y de los que luchan por vivir otro día. Bendícelos con tu presencia y ayúdales a encontrar la esperanza.

Por todos aquellos cuyas vidas están marcadas para siempre por el flagelo de la violencia armada, Dios amoroso,
Haznos instrumentos de tu paz.

Dios recordador, que no nos olvidemos de los que han muerto debido a la violencia armada que hemos permitido convertirse en rutina. Recibirlos en tu corazón y consuélanos con tu promesa de protección y amor eternos.

Por todos los que han muerto, los que mueren hoy en día, y los que van a morir mañana, Dios amoroso,
Haznos instrumentos de tu paz.

Dios de justicia, ayuda, a tu iglesia, a encontrar su voz. Capacítanos para cambiar este mundo quebrantado y para protestar por las muertes innecesarias causadas por la violencia armada. Danos el poder para levantarnos por encima de nuestro temor de que nada se puede hacer y concédenos la convicción para abogar por el cambio.

Por tu sueño de amor y armonía, Dios amoroso,
Haznos instrumentos de tu paz.

Todo esto te lo pedimos en nombre de Aquel que ofreció su vida para que nosotros pudiéramos vivir, Jesús el Cristo.

Amén.

página completa, de un solo lado, 19 de junio del 2016
media página a doble cara, 19 de junio 2016

blanco y negro, página completa, de un solo lado, 19 de junio del 2016
blanco y negro, media página a doble cara, 19 de junio del 2016

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.