Estudio de la Biblia. Propio 16 (A).

24 de agosto de 2014

Lea ColvillSeminario de Teología de Sewanee 

“Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que tú ates aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que tú desates aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo”. (Mateo 16:19)

Leccionario Común Revisado (RCL) lecturas:
Éxodo 1:8-2:10; Salmo 124; Romanos 12:1-8; Mateo 16:13-20.

Éxodo 1:8-2:10

Entramos en esta lectura con la nota feliz de cómo Dios salvó a Israel del hambre mediante José y en la historia de por qué Egipto no se convirtió en el hogar de una nación fructífera y fuerte. Si la nación se pudiera haber perdido en la historia de José por la traición de los hermanos, entonces esta historia trataría de la traición de otros, en realidad vecinos. La muerte de cada niño también habría dejado a las madres y hermanas sin clanes para protegerlas y defenderlas. Las mujeres tienen por sí mismas medios para resistir a la opresión. Vemos la distinción que se otorga a las osadas parteras, Sifra y Púa. Sus nombres se registran mientras la princesa egipcia permanece sin mencionar. Esta vez, Dios usaría otro hijo, Moisés, perdido en Egipto, rescatado del agua (en lugar de un pozo) para salvar a su pueblo.

¿Cómo podemos hablar de la redención que Dios hace de la amargura en nuestra vida?

La comunión de los santos incluye a los mencionados y a los ignorados. ¿Te sientes más cómodo con aquellos cuyas vidas han sido registradas o aquellos que sólo conocen unos pocos?

Salmo 124

Este salmo narra las obras extraordinarias realizadas por Dios para ayudar a la evacuación de todo el pueblo de Israel. Tiene el propósito de consolar a alguien en tiempos de problemas y puede haber sido recitado por los peregrinos que se dirigían a Jerusalén. Es un complemento adecuado a la historia del Éxodo y es fácil imaginarse que los israelitas contaran historias similares, mientras caminaban por el desierto. Se repiten frases en este salmo, como “Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte”, para dar énfasis poético y para ayudar a recordarlo. Esta repetición es común en la poesía hebrea. Las frases que comienzan con “entonces” tienen por objeto apoyarse una en la otra. La declaración climática: “Nuestra ayuda está en el nombre del Señor” es el agradecimiento por la liberación de Israel y la nuestra.

El escape es un tema bíblico común, pero no uno del que se hable con frecuencia en la cultura contemporánea. Reflexiona sobre el escape. ¿Sientes la presencia de Dios con más intensidad después de un escape?

¿Qué significa para ti la expresión: “Creador del cielo y de la tierra”? ¿Esa imagen hace que Dios parezca estar más cerca o más lejos de tus circunstancias? ¿Te reconforta tu comprensión de la intimidad o santidad de Dios?

Romanos 12:1-8

Este es uno de los pasajes más queridos del Nuevo Testamento por su igualitarismo y la imaginería accesible. Se inicia con la instrucción de Pablo sobre la comunidad cristiana que la contrasta con nuestros cuerpos, que representan la totalidad de nuestro ser, con la comunidad como un cuerpo. Demanda una fiel, sobria y saludable vida (a menudo traducido como “perfecta”), en contraste con las pasiones en Romanos 1:18-32. Pablo apoya una vida comunal austera con momentos de oración extática, pero no creía en el matrimonio ni en la vida familiar.

¿Qué estructuras y prácticas sociales apoyan hoy la exhortación de Pablo a vivir una vida fiel, sobria y saludable?

¿Cómo conciliamos la imagen de la iglesia como cuerpo con una variedad de tipos de hogares?

Mateo 16:13-20

En Mateo este pasaje es un punto culminante de la enseñanza, la curación y la alimentación que obra Jesús. Al principio del capítulo los fariseos y saduceos piden otra señal, pero Pedro confía en que Jesús es el Mesías.

Pedro recibe honor en cada uno de los evangelios, pero en Mateo hay una referencia directa a la iglesia. No hay iglesia sin la confesión de Jesús como el Mesías prometido, e incluso en este momento la iglesia está en conflicto con “puertas del Hades” (NRSV). Además, la iglesia es agresiva contra las puertas del infierno, a la iglesia se le da la autoridad y finalmente la victoria. Está hecho. La muerte ha sido derrotada de forma permanente, pero continúa aterrorizando y engañando a almas ignorantes. El miedo a la muerte no es lo mismo que la muerte.

¿Es la confesión de Jesús como Mesías una declaración agresiva en tu comunidad o algo más habitual?

En tu imaginación espiritual, ¿qué son para ti las llaves de Pedro?

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.