Estudio de la Biblia. Propio 15 (A).

17 de agosto de 2014

Christine Havens, Seminario del Suroeste.

“Luego Jesús llamó a la gente y dijo: Escuchen y entiendan: ‘Lo que entra por la boca del hombre no es lo que lo hace impuro. Al contrario, lo que hace impuro al hombre es lo que sale de su boca.’” (Mateo 15:10-11)

Leccionario Común Revisado (RCL) lecturas:
Génesis 45:1-15; Salmo 133Romanos 11:1-2ª, 29-32Mateo 15:(10-20), 21-28.

Génesis 45:1-15

Un amigo, que está terminando una maestría en teología, y yo tuvimos hoy una conversación sobre los veteranos. Él y un amigo en común, que es sacerdote episcopal en el área de Austin, trabajamos juntos aquí en el Compañerismo Episcopal de Veteranos, planificando servicios y peregrinaciones; creando un espacio seguro para aquellos que sirvieron en guerras y actividades militares de Estados Unidos. En un momento de la conversación, mi amigo señaló que muchos de los veteranos tienen dificultades con la reconciliación. Se refería al rito – al ministerio – de la reconciliación que se encuentra en el Libro de Oración Común. En muchos sentidos, estos hombres y mujeres ya se sienten excluidos, relegados, de la cultura dominante; la subcultura militar que han aprendido al inicio del servicio en el entrenamiento les separa y el trato que reciben después de su servicio son algunos ejemplos. ¿Cuánto más puede que se sientan excluidos al haber ejercido violencia contra otros en nombre de su país?

Reconciliar esta violencia consigo mismos y con Dios, con la intención de que sean de nuevo bienvenidos en la iglesia, en la sociedad, a la humanidad, en el sentimiento de amor de Dios, puede resultar doloroso y difícil; puede exacerbar sentimientos de exclusión.

¿Cómo podría la lectura de hoy, sobre la reconciliación de José con sus hermanos, se podría utilizar para ayudar a un veterano a superar estos sentimientos?

Salmo 133

“Cundo abril con sus lluvias dulces, con fruta,
ha traspasado la sequía de marzo hasta la raíz
y bañado cada vena con el licor que tiene poder
para generar allí y engendrar la flor;
cuando el céfiro también ha, con su dulce aliento,
acelerado de nuevo, en cada arbusto y brezo,
los brotes tiernos y capullos, y el joven sol
ha corrido la mitad de su curso,
y muchos pajaritos crean melodía
que duerme toda la noche con los ojos abiertos
(Así la Naturaleza les obliga a descender) –
luego el pueblo anhela ir en peregrinación”.

El pasaje anterior, es de los primeros 12 versos de “Cuentos de Canterbury” de Geoffrey Chaucer escritos en 1475 en Inglaterra (http://www.fordham.edu/halsall/source/CT-prolog-para.html). En este largo poema, un surtido de peregrinos viaja a la catedral de Canterbury, donde Thomas Beckett fue asesinado por Enrique II, una peregrinación muy popular. Algunas personas también realizaron la peregrinación a Jerusalén.

Aunque los versos anteriores se han traducido al inglés moderno, Chaucer escribió en inglés medio, que, para nosotros, ahora, resulta extraño y exótico a los oídos cuando se escucha y es difícil de leer. Incluso después de la traducción, algunas de las imágenes, metáforas y símiles tampoco nos son ya familiares.

El salmo de hoy es una de las canciones de ascenso (en hebreo, Shir Hama’aloth), que los estudiosos creen que los peregrinos recitaban o cantaban en su camino a Jerusalén. Léase en voz alta un par de veces; si se trata de un grupo, que lo lean dos personas diferentes. Tal vez, incluso, se podría intentar cantarlo. ¿También contiene, como “Los cuentos de Canterbury”, imágenes que puede no nos sean familiares?

¿Qué es lo importante del rocío de Hermón, que cae sobre los montes de Sión? ¿Por qué podría ser una metáfora? ¿Y el aceite sobre la barba de Aarón?

¿Cuáles son las similitudes entre el Salmo 133 y “Los cuentos de Canterbury”? ¿Qué se nota acerca de ellos? ¿Qué sentimientos evocan? ¿Por qué?

¿Tiene Estados Unidos poemas o iconos culturales relacionados con los peregrinos? ¿Cómo nos relacionamos con las peregrinaciones en nuestra vida cristiana? ¿Cómo relacionamos las peregrinaciones con Cristo?

Romanos 11:1-2a, 29-32

“Porque Dios ha encarcelado a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos”. ¿Qué quiere decir Pablo aquí? El leccionario omite en esta lectura gran parte de los versículos. ¿Cómo, al leer la lectura, cambia tu comprensión de la declaración de Pablo, si es que la cambia?

Algunos estudiosos ven la carta de Pablo a los Romanos, una iglesia que no fundó, como un intento de ganar apoyo para el viaje que deseaba emprender a España, un viaje misionero. Re-léanse todas las lecturas de hoy. ¿Cómo puede que nos muestren las diferencias que hay entre misión y peregrinación?

¿Cuáles son las diferencias entre un viaje de misión y una peregrinación?

¿Cómo es tu vida de cristiano informado por la misión y la peregrinación?

Mateo 15:10-28

En la lectura del evangelio de hoy, Mateo relata dos episodios de gran alcance en la vida de Jesús. El leccionario presenta la primera historia (versículos 10-20) como opcional. ¿De qué manera estos versículos, junto con el principio del capítulo, cambian tu percepción de la conversación? ¿Cómo Jesús decide relacionarse con los fariseos y los escribas?

El desinfectante para las manos se ha convertido en algo omnipresente en la cultura americana del siglo XXI. Hay botellas o toallitas disponibles para el consumo en casi todas partes; alguien puede optar por usarlas antes de agarrar un carrito de compras o antes de tomar la comunión. Los buques de crucero, aparentemente, tienen personal listo para rociar en las manos de los que están en la línea de bufet; la página web en la que leí esto no menciona si esto era opcional para los pasajeros. ¿Cuántas, si es el caso, miradas de soslayo podría recibir uno por negarse a aceptar el desinfectante? ¿Le juzgarías a alguien por no usar desinfectante antes de participar en una comida comunal?

Los fariseos se ofenden por el modo de actuar de Jesús y de los discípulos, ya que “[rompieron] la tradición de los ancianos” (versículo 2). Esta tradición refleja las preocupaciones de los judíos con la impureza ritual y la preservación de la Ley (Torá). Los fariseos no se preocupaban por las bacterias y los gérmenes en su insistencia en el lavado de manos antes de una comida; más bien, esa es nuestra preocupación cultural.

¿Podría el uso de desinfectante de manos ser un ritual para algunas personas? ¿Cómo la tradición podría estar relacionada con la pureza  para nosotros en cuanto cristianos? ¿Cómo la tradición podría estar relacionada con la pureza en Estados Unidos del siglo XXI o en la cultura occidental?

¿Cómo podría estar relacionada la pureza con la exclusión? ¿Qué decir de la tradición? ¿Es la costumbre de decir: “siempre lo hemos hecho así” una piedra de tropiezo para tu iglesia en términos de hospitalidad e inclusión?

¿Cómo podrían estar relacionadas las preocupaciones acerca de la tradición y la pureza con la historia de la mujer cananea?

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.