Estudio de la Biblia. 6 Pascua (A).

25 de mayo de 2014

Jessie Gutgsell, Seminario Teológico de Berkeley de Yale.

“No los voy a dejar huérfanos; volveré para estar con ustedes” (Juan 14:18).

Leccionario Común Revisado (RCL) lecturas:
Hechos 17:22-31Salmo 66:7-181 Pedro 3:13-22Juan 14:15-21.

Hechos 17:22-31

El libro de los Hechos marca un cambio desde el enfoque del evangelio en los actos de Jesús a un énfasis en la vida de la iglesia primitiva. Este pasaje contiene el discurso de Pablo a los atenienses en el que revela la identidad del “Dios desconocido”. El contexto de este discurso ofrece una historia muy valiosa de fondo. En primer lugar, los intelectuales y los devotos religiosos de Atenas piden a Pablo a hacer un discurso después de que él había estado discutiendo con ellos en el mercado y en la ciudad sobre sus formas de idolatría. El versículo 21 añade la advertencia de que los atenienses siempre estaban buscando y hablando de la próxima cosa que ocurriría, es por eso que ellos querían oír la historia de Pablo. ¿Te parece o suena familiar? ¿No está nuestra cultura de hoy siempre buscando la próxima gran cosa que ocurrirá? Pablo da el discurso sobre el Areópago, también conocido como Mars Hill, un centro intelectual y judicial para la ciudad de Atenas.

Pablo comienza por reconocer a los atenienses por su religiosidad. Uno no puede evitar preguntarse si hay un poco de ironía o de negatividad en las palabras de Pablo. O a lo mejor él está siendo genuino, y tal vez un punto clave es que a veces el tipo “malo” de religiosidad ¿puede obstaculizar nuestra fe?

Pablo entonces revela la identidad del Dios desconocido como el creador del universo. Un momento particularmente hermoso en el discurso de Pablo es cuando explica que parte del propósito de la humanidad es andar a tientas y en ocasiones encontrar a Dios, a pesar de que Dios está siempre cerca. También se piensa que esto provoca que Pablo diga que Dios no es hecho por manos mortales o imaginación. Esto significa que debemos tratar de ir más allá de las limitaciones de nuestras mentes mortales para concebir a Dios de una manera sin límites. El discurso termina cuando Paul presenta y ordena el arrepentimiento para todos.

Si usted estuviera en los zapatos de Pablo, señalando las herejías en el mercado y luego le piden que explique su fe, ¿qué les diría?

¿Cuál es su reacción a la inscripción del altar de los atenienses: “? ¿Al Dios desconocido”? ¿Alguna vez se siente como si adoras a un Dios desconocido? ¿Puede pensar en un momento en que alguien reveló la identidad del Dios desconocido a usted, como lo hizo Pablo con los atenienses?

Salmo 66:7-18

Este salmo es una alabanza y acción de gracias. Se inicia con la exaltación general, pero con el versículo 7 el salmista pone en marcha una historia más personal. Yo encuentro reconfortante que el salmista comienza asegurándonos que Dios, que conoce y preserva nuestra alma, nos mantiene seguros, no importa las circunstancias qué existan. Así que, naturalmente, lo que sucede a continuación es que estamos a prueba, al igual que “la plata es pulida”. Pero escuchamos en el salmo que vamos a venir a salir bien a un “lugar de refrigerio”. Lo que sigue a continuación es algo similar al discurso de Pablo a los atenienses. El salmista dice: “Ven a escuchar… y les diré lo que él ha hecho por mí”. Yo sé que yo también he sido movido por la alabanza a explicar más lo que Dios ha hecho por mí y lo agradecido que estoy por los dones que he recibido.

¿Ha sido movido por la gratitud para contar sobre el papel de Dios en su vida? Si no es así, tal vez usted podría tratar de dar gracias a Dios por algo cada día durante una semana, y el hacer un pacto para decirle a un amigo acerca de esos dones.

La conclusión del salmo se dirige a la pureza del corazón en relación a la oración. ¿Cómo cuida su corazón contra el mal? ¿Se ha encontrado que algunos hábitos le alejan de Dios y de su vida de oración? ¿Cree que la pureza del corazón mejora la oración?

1 Pedro 3:13-22

Primera de Pedro es sobre la carta del apóstol Pedro en Roma a los cristianos que sufren por su fe en el Asia Menor. Los primeros cristianos estaban siendo castigados por sus formas contraculturales. Ejemplos de esta fe radical se encuentran en Primera de Pedro 3:09, cuando Pedro les exhorta: “No devuelvan mal por mal, ni abuso por abuso; pero al contrario, devuelvan una bendición”.

En lugar de herir cuando alguien hace una burla, Peter, como Jesús, anima a la gente a “poner la otra mejilla”. No puedo dejar de encontrar esto relevante para la vida de fe hoy. Nosotros los cristianos nos encontramos en la minoría de nuevo. A veces me siento como un exiliado en la tierra de “nones” (últimas de las horas canónicas). Les animo a leer las palabras de Pedro, como si estuvieran dirigidas a usted en esta época moderna. A menudo no es “genial” o socialmente ventajoso ser un cristiano. A veces puede ser difícil, y a veces, si hablamos hasta de nuestra fe, nosotros nos enfrentaremos con alguna adversidad.

Pedro le invita a replantearse su forma de pensar acerca de su sufrimiento. Tenga el control de su mente; No sea la víctima en cada situación. (A pesar de que a veces hay que reconocer ese papel, también.) Vea su sufrimiento a través del lente de la luz de Cristo, no de su propio ego.

Al igual que con las dos lecturas anteriores, se nos dice que estar listos para presentar argumentos convincentes para nuestra fe: “Estén siempre listo para defenderse ante cualquiera que exige una razón por la esperanza que hay en ustedes”. ¿Estás listo para hacer esa defensa? Comenzar tal vez su preparación por esbozar una breve reseña de su vida de fe. ¿Qué significa Cristo y el cristianismo para usted? ¿Qué ha dado a Cristo? ¿Cómo explica, la esperanza que hay en usted?

Juan 14:15-21

La frase condicional inicial de Jesús en este pasaje se cierne positivamente: “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos”.

La implicación es la que nos puede llenar de culpas. Tenemos que hacer la pregunta difícil “¿Amo a Cristo?” Si la respuesta es no, entonces no estamos siguiendo sus mandamientos.

Después de esta pregunta penetrante, el Espíritu Santo se convierte en la principal figura en el discurso de Jesús. El Espíritu Santo es referido como el Abogado, Consolador, Espíritu de la verdad, e incluso una figura de padres cuando Jesús habla de no dejarnos huérfanos. Aquí se sugiere que el Espíritu Santo vendrá después de Cristo para permanecer en el mundo una vez que Cristo se fue.

El versículo 19 es un anuncio conmovedor que “dentro de poco el mundo ya no me verá”. El dolor inunda mi espíritu sólo de leer esas palabras. Pero inmediatamente después son palabras de esperanza, de que “me veréis; porque yo vivo, y vosotros también viviréis”. Aquí nos estamos siguiendo más allá de la comprensión literal de la palabra “vivo” a un sentido más metafórico. ¿Qué significa estar “vivo” en el espíritu de Cristo?

Todo este pasaje refleja la intimidad que es la Trinidad y nuestra relación con él: “Yo estoy en el Padre y vosotros en mí y yo en vosotros”. Les invito a leer estas palabras de cerca con nuevos ojos, agradeciendo a Dios por ser divino en morar dentro de nosotros y entre nosotros.

¿Actuaria de manera diferente si realmente ha interiorizado el mensaje de que Jesús está diciendo aquí que Dios está en vosotros?

¿Cuál es su relación con el Espíritu Santo?

Hable de su relación con Cristo y sus mandamientos. ¿Sientes que ama a Cristo y guardan sus mandamientos? ¿Cómo se puede conectar con Cristo más profundamente?

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.