Estudio de la Biblia. Último domingo después de la Epifanía (A).

2 de marzo de 2014

Charlotte LaForest, Seminario Teológico de Berkeley de Yale.

“Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a Juan, el hermano de Santiago, y se fue aparte con ellos a un cerro muy alto. Allí, delante de ellos, cambió la apariencia de Jesús. Su cara brillaba como el sol, y su ropa se volvió blanca como la luz”. (Mateo 17:1-2).

Leccionario Común Revisado (RCL) lecturas:
Éxodo 24:12-18Salmo 22 Pedro 1:16-21Mateo 17:1-9

Éxodo 24:12-18

Teofanía: el término técnico para una manifestación visible de Dios. Las nubes y fuego en este pasaje del Éxodo son congruentes con mi imaginación de lo que este tipo de encuentro podría ser. Tal vez mi imaginación fue moldeada por las lecturas anteriores de este pasaje. Tal vez fue formada por numerosos visiones de la infancia de la película “Los Cazafantasmas”, en el que la montaña está reemplazada por un edificio de apartamentos de Nueva York, y una deidad llamada Gozer que aparece, rodeada de nubes y llamas. En cualquier caso, este tipo de encuentro directo con Dios parece como si pudiera ser un poco aterrador.

Pero Moisés siguió su camino. Siguió subiendo más arriba en la montaña, esperando seis días en la nube, subiendo más alto, y luego permaneciendo allí, en lo alto de la montaña. Moisés se encontró con algo en la montaña que lo hizo querer quedarse por 70 días, a lo largo de ¡dos meses! ¿Qué piensa usted que él estaba pensando y sintiendo en ese tiempo?

Moisés tenía que seguir subiendo más para acercarse a Dios. ¿Hay momentos en su vida en que las formas en que Dios le está llamando pueden parecer aterradoras pero en realidad le están acercando a Él?

Salmo 2

El drama se desarrolla en este breve salmo, cambiando rápidamente entre las perspectivas de sólo un puñado de versos. El salmo comienza con preguntas del salmista acerca de la persecución de los fieles. Luego nos cambiamos a los gobernantes malvados y espías que conspiran para echar fuera al pueblo de Dios. Tan pronto como nosotros los hemos escuchado tramar y planear, las carreras salmista suben al cielo y escuchamos a Dios que se ríe de los planes de los malvados. Dios advierte a los malos gobernantes, y les recuerda que sólo Dios es soberano.

El salmista luego comunica el mensaje al pueblo de Dios, asegurándoles de la fidelidad de Dios y el llamado a la confianza en Dios, para servir a la justicia y derrotar a los enemigos. A los reyes se les recuerda de nuevo a gobernar con justicia y sabiduría, y se hace un llamado a someterse con temor y temblor al Dios poderoso capaz de la ejecución de la justicia divina. A continuación, el salmo termina con una nota alegre, de regocijo para aquellos que se refugian en ¡Dios!

Este Salmo destaca la confianza en Dios para promulgar la justicia y la venganza. ¿Alguna vez se ha encontrado luchando para confiar en Dios en esto, deseando tomar venganza por usted mismo?

El salmo concluye con un llamado a la gente de Dios a regocijarse porque han tomado su refugio en Dios. ¿Es capaz de confiar en Dios lo suficiente para alegrarse, incluso en tiempos de persecución?

2 Pedro 1:16-21

Al igual que los lectores de esta carta, no hemos sido bendecidos con la experiencia directa de la voz de Dios, que viene de forma audible desde el cielo, la identificación de Jesús como Hijo Amado. También tenemos que confiar en el testimonio de los que estaban con Jesús, transmitido a través de las Escrituras y las tradiciones de la iglesia. Sirven para nosotros como las lámparas, la luz de lo que de otro modo sería oscuro y tenebroso de la persona de Cristo. Pedro nos da la esperanza, sin embargo, que en algún momento el día amanecerá, la estrella de la mañana se levantará en nuestros corazones, y vamos a ser capaces de encontrar la luz para nosotros mismos.

Por ahora, sin embargo, nos apoyamos en los testigos. Pedro nos recuerda en las líneas finales de este pasaje que los verdaderos testigos, profetas que revelan la verdad de Dios, no están hablando por sus propias motivaciones o deseos, sino porque han sido movidos por el Espíritu Santo para hacerlo.

A pesar de que no hemos encontrado a Dios en la misma forma en que la hizo Pedro, todavía podemos ser testigos de uno al otro. ¿Hay personas en su vida que le han mostrado la luz de Cristo? ¿Cómo usted ha sido una luz para los demás?

Mateo 17:1-9

Usted puede reconocer algunos elementos de esta historia de nuestro Antiguo Testamento en la lección para hoy: montaña, nubes, una voz del cielo. Al igual que el encuentro que tenía Moisés en el monte Sinaí, así Pedro, Santiago y Juan tuvieron como experiencia muchos de los elementos clásicos de un encuentro con Dios.

Sin embargo, algo es diferente en esta teofanía, este encuentro. Hay algo más que la voz y las nubes sobre la montaña ese día. Pedro, Santiago y Juan ven en lo deslumbrante, a Jesús transfigurado y que Dios está en medio de ellos, y ha estado uno de ellos todo este tiempo. Ellos ven a Moisés y Elías, sus antepasados, los portadores de la tradición judía. No es ninguna sorpresa que ellos quieren construir tiendas de campaña y quieran decir por un tiempo Moisés pasó casi dos meses en la presencia de Dios, pero Jesús llama a los discípulos a levantarse, a dejar de lado su miedo, y que vayan hacia la montaña.

Los discípulos vuelven al mundo con un nuevo conocimiento de quién es Jesús, a pesar de que tienen instrucciones de no decirle a nadie hasta después de que Jesús se levantó. Ellos todavía no pueden ser capaces de contar la historia, pero le darán forma de acuerdo a cómo actúan, cómo van en la vida cotidiana. ¿Cómo no podrían hacerlo?

¿Cómo ha encontrado a Dios? ¿Alguna vez usted ha deseado poder permanecer en esos momentos sagrados?

Jesús nos llama para volver a la montaña y en el mundo. ¿Cómo sus encuentros con Dios formaran la manera en que vive su vida?

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about the Episcopal Digital Network, or any site on the network, as well as reports of commenting misconduct, can be made here.


Se necesita el nombre completo. Lea nuestra política para los comentarios. Puede hacer aquí comentarios generales y sugerencias sobre Episcopal Digital Network, o de cualquier sitio en Episcopal Digital Network, así como también informes de comentarios sobre conducta inadecuada.