Los primados concluyen la reunión de Cantórbery ‘renovados en su ministerio’

[Episcopal News Service — Cantórbery, Inglaterra] Un espíritu positivo se ha difundido por los ámbitos de la catedral de Cantórbery esta semana mientras los primados de la mayoría de las 39 provincias de la Comunión Anglicana re reunían para abordar temas de interés común y muchos de ellos afirmaban que se sentían renovados en su ministerio.

El obispo primado Michael Curry, que asistía a su segunda Reunión de los Primados, se refirió a la reunión como una “santa convocación”.

“Concluimos nuestro tiempo juntos lavándonos los pies unos a otros, siguiendo la enseñanza y el ejemplo de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.” Dijo Curry en un mensaje videográfico a la Iglesia.

“Esto no fue sólo un encuentro. Esto no fue sólo una reunión. Esto fue, como un amigo mío suele decir, una santa convocación. Nos congregamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, e hicimos nuestro trabajo juntos en acuerdo y desacuerdo, siguiendo su espíritu y en su espíritu”

Curry dijo que la mayor parte de lo que se debatió en la reunión se centró fuera de la Iglesia. “Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, para ser muy sincero, no dedicados a hablar de las cosas internas de la Iglesia, sino de las cosas externas, donde la Iglesia puede aportar su ministerio que conlleva seguir a Jesús” afirmó.

Un comunicado emitido al término de la reunión del 2 al 6 de enero reiteraba  el acuciante deseo de los primados de andar juntos en unidad, a pesar de lo distante [que pudieran estar] cuando se enfrentaban con diferencias respecto a los problemas de la sexualidad humana, tales como la igualdad matrimonial, en sus respectivas provincias.

El arzobispo Paul Kwong de Hong Kong dijo durante una conferencia de prensa el 6 de octubre que de las cinco reuniones de los primados a las que él había asistido esta había sido la mejor. “La mejor porque  todos los presentes eran sinceros, estaban comprometidos, fueron mutuamente francos y pude percibir que todo el mundo… se sintió edificado y… nos comprometimos no sólo a andar juntos, sino incluso a andar mucho más cerca porque tenemos un propósito para juntarnos, el propósito de tener la Comunión, que es relevante en el mundo que Dios nos ha llamado a servir”.

Los primados dijeron que “respaldaban” y “proseguirían con renovado compromiso” la clara decisión de la reunión de 2016 de andar juntos, pese a reconocer la distancia que existe en nuestras relaciones debido a las profundas diferencias en entender el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

El comunicado informa que los primados “reafirmaron los compromisos hechos en 2016 respecto a la comunidad LGBTI, específicamente el pesar de la Comunión por no haber apoyado previamente a las personas LGBTI y su condena de los prejuicios y la violencia homófoba”.

Personas cercanas a la reunión dijeron que estaban profundamente conmovidos por las expresiones positivas de muchos primados que dijeron sentirse renovados y revitalizados  por sus experiencias de esta semana. Los primados concluyeron su comunicado resaltando que se iban de Cantórbery “enriquecidos por la comunión que compartimos y fortalecidos por el fiel testimonio de los anglicanos en todas partes”.

Los primados dedicaron la mayor parte de los primeros dos días de la reunión a debatir el tema de la igualdad matrimonial y las decisiones de la Iglesia Episcopal Escocesa en junio pasado y de la Iglesia Episcopal de EE.UU. en 2015 de eliminar de sus cánones la cláusula que define el matrimonio  como siendo [contraído] entre un hombre y una  mujer.

Esas decisiones han allanado el camino para que congregaciones de ambas iglesias ofrezcan ceremonias de matrimonio a parejas del mismo sexo, pero han dado lugar a una serie de consecuencias, solicitadas por los primados, que restringen a esas dos provincias de participar en organismos ecuménicos e interreligiosos, de ser nombradas o elegidas a los comités permanentes de la Comunión Anglicana y de tomar parte en la toma de decisiones sobre cualquier asunto relativo a la doctrina o a la política [de la Iglesia]. Las consecuencias se aplicaron primero a la Iglesia Episcopal [de EE.UU.] cuando los primaros se reunieron en enero de 2016 y a la Iglesia Episcopal Escocesa durante la reunión de esta semana.

El comunicado de los primados reconoce también el dolor que han causado las intervenciones translimítrofes cuando un representante de una provincia o diócesis actúa en otra sin permiso. La mayoría de tales intervenciones han sido orquestadas por anglicanos desafectos y ex episcopales que han conspirado al amparo de grupos disidentes, tales como la Iglesia Anglicana de América del Norte (ACNA por su sigla en inglés) o la Conferencia Global del Futuro Anglicano.

Los primados dijeron que convenían en que los principios que rigen las intervenciones translimítrofes han quedado “claramente establecidos a partir del Concilio de Nicea y en la Conferencia de Lambeth 1998”.

Hay oportunidades para iniciativas conjuntas y asociaciones en la misión para beneficio del evangelio allí donde hayan sido acordadas entre las provincias, dijeron los primados en su comunicado. Sin embargo, afirmaron, el consentimiento era fundamental y es “esencial que la cortesía y el amor deban extenderse a las provincias en todo momento”.

Los primados insistieron en que los intentos de abordar las rupturas del consentimiento y la cortesía debían tener lugar en las Reuniones de Primados regionales y sólo se remitirían al Secretario General y al arzobispo de Cantórbery como último recurso.

“Reconocemos que la persistente y deliberada actividad translimítrofe quiebra la confianza y debilita nuestra comunión”, afirmaron. “Reconocemos que se necesita una temporada de arrepentimiento y renovación incluso donde las intervenciones puedan haber ocurrido antes de que se solicitara el permiso”.

La mayoría de los personajes que habían intentado influir en las reuniones desde el margen pareciera que se han quedado fuera esta vez, sin embargo, un representante de la ACNA celebró una sesión informativa con los medios de prensa  a principios de la semana e intentó infiltrarse en la conferencia de prensa final. La policía de la Catedral lo sacó del lugar.

En su comunicado, los primaros confirmaron que la ACNS no es una provincia de la Comunión Anglicana, añadiendo que “reconocemos que los que pertenecen a la ACNA deben ser tratados con amor como hermanos cristianos”.

En sus constantes empeños en pro de la reconciliación, la Iglesia Episcopal ha mantenido que las puertas permanecen abiertas para el regreso de los episcopales que se hayan marchado debido a desacuerdos recientes tocante a la autoridad bíblica y la teología, sobre todo en lo que respecta a la plena inclusión de las mujeres y de las personas LGBT en la vida de la Iglesia.

Tres primados —el arzobispo Nicholas Okoh de Nigeria, el arzobispo Onesphore Rwaje de Ruanda y el arzobispo Stanley Ntagali de Uganda— no asistieron a la Reunión de los Primados de esta semana debido a los acontecimientos en la Iglesia Episcopal en EE.UU. y en la Iglesia Episcopal Escocesa.

Otros tres —el arzobispo Sturdie Downs de Centroamérica, el arzobispo Jacob Chimeledya de Tanzania y el arzobispo Stephen Than Myint Oo de Myanmar— estuvieron ausentes de la reunión  debido a un mezcla de problemas prácticos y de salud así como de asuntos internos de sus países, según la Oficina de la Comunión Anglicana.

En otros asuntos, los primados debatieron estrategias de evangelización y discipulado a través de las 39 provincias autónomas de la Comunión Anglicana, y dirimieron preocupaciones acerca de la persecución de minorías religiosas, refugiados y migración. También escucharon testimonios de sus colegas acerca del cambio climático y sus preocupaciones de cómo el medio ambiente estaba afectando sus provincias.

El deán de Cantórbery, Muy Rdo. Robert Willis, dirigió a los primados en un recorrido nocturno con velas por la catedral, que se detuvo en el sitio donde está grabada en el suelo la Rosa Náutica (símbolo de la Comunión Anglicana), en el lugar del martirio del arzobispo de Cantórbery del siglo XII Thomas Becket  y en la capilla de los Santos y Mártires, que conmemora a mártires cristianos más recientes de todas partes del mundo.

El arzobispo Moon Hing del Asia Sudoriental, uno de los 16 nuevos primados nombrados o elegidos desde la anterior Reunión de los Primados en enero de 2016, dijo a Anglican Communion New Service  que él había leído muchísimos comentarios en las redes sociales de que la reunión era una pérdida de tiempo. “Pero luego, cuando vine, me di cuenta de que todos nosotros los primados estamos realmente muy solos. Y es realmente una buena ocasión para alentarnos mutuamente… Hay todo un grupo de nosotros que estamos haciendo lo mismo, y luchando de la misma manera, y a veces clamando [a Dios] y llamándole.

“No estamos solos. Hay otros. Y ahora podemos conectarnos unos con otros y podemos realmente edificar  sobre la mutua resistencia y compensarnos mutuamente las debilidades. Eso es maravilloso’.

¿Quiénes son los primados y qué es la Reunión de los Primados?

Las provincias y primados de la Comunión Anglicana aparecen listados aquí.

— Matthew Davies es director de publicidad y del servicio en la Red para la Iglesia Episcopal. La Rda. Mary Frances Schjonberg, jefa de redacción interina de Episcopal News Service, y Anglican Communion News Service colaboraron en este artículo. Traducción de Vicente Echerri.

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org.