Líderes de la Iglesia Episcopal se oponen a la prohibición de Trump de transexuales en las fuerzas armadas

[Episcopal News Service] Líderes de la Iglesia Episcopal hacen claras sus objeciones al anuncio del presidente Donald Trump en Twitter de su plan de prohibir a que personas transexuales presten servicio en las Fuerzas Armadas de EE.UU.

El obispo primado Michael Curry dijo el 28 de julio que se opone a la iniciativa de Trump y “afirma el principio moral de igualdad de derechos para todas las personas, incluidas las comunidades LGBTQ”.

Curry dijo que su convicción “no nace fundamentalmente de un ideal social, sino de las enseñanzas de Jesús de Nazaret y del testimonio de nuestra tradición bíblica y teológica”. Expresó que él objetaba [esta iniciativa] “como seguidor de Jesucristo, como Obispo Primado de la Iglesia Episcopal y como un ciudadano que ama su país”.

Citando el postulado de la Declaración de Independencia de derechos iguales e inalienables para todos, Curry dijo “la discriminación basada en la identidad de género o en la orientación sexual es una violación del ideal fundamental de igualdad en Estados Unidos”.

El Obispo Primado le dio las gracias a los transexuales que ahora mismo prestan servicio en las fuerzas armadas. “Estamos agradecidos por vuestro servicio y vuestro sacrificio”, dijo. “Ustedes son nuestros prójimos, hermanos y hermanas de la familia humana de Dios, y conciudadanos de este país que amamos”.

La declaración completa del Obispo Primado se encuentra aquí.

Los mensajes por Twitter de Trump en las primeras horas del 26 de julio respecto a excluir a personas transexuales de las fuerzas armadas tomó por sorpresa al Departamento de Defensa y al Congreso.

El general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo el 27 de julio que las Fuerzas Armadas no han sido notificadas aún por el secretario de Defensa, el cual, según él, debe emitir la “guía de implementación” [de la norma]. El secretario de Defensa Jim Mattis se encontraba de vacaciones cuando Trump divulgó su mensaje vía Twitter.

Entre tanto, los cristianos conservadores aplaudieron el anuncio de Trump.

Horas más tarde el 26 de julio, el Departamento de Justicia anunció que intervendría en una demanda legal privada para argüir que la ley federal que prohíbe la discriminación sexual no incluye protección para los trabajadores en base a su orientación sexual.

También el 26 de julio, Trump anunció la nominación del gobernador de Kansas Sam Brownback como embajador itinerante de EE.UU. en lo concerniente a la libertad de cultos a escala internacional. Brownback es bien conocido por su oposición a los derechos de los homosexuales.

Las decisiones de Trump se producen al tiempo que Curry y la presidente de la Cámara de Diputados, Rda. Gay Clark Jennings, siguen de cerca el debate de la legislatura de Texas de un proyecto de ley que exigiría que los transexuales usen los baños de escuelas públicas, edificios del gobierno y universidades públicas conforme a lo que el proyecto de ley llama su “sexo biológico”  tal como aparece en su certificación de nacimiento.

La Convención General deberá reunirse del 5 al 13 de julio de 2018 en Austin, Texas. Curry y Jennings han dicho que deben “ser capaces de garantizar que  todos los episcopales y visitantes a nuestra Convención, incluidas las personas transexuales, sean tratados con respeto, se mantengan seguros y se les proporcione servicios públicos conforme a sus identidades sexuales”.

El Rvdmo. Carl Wright, obispo sufragáneo de la Iglesia Episcopal para las Fuerzas Armadas y los ministerios federales, dijo en una declaración vía email el 28 de julio que “como pastor principal del clero episcopal que ministra a todos los miembros de las Fuerzas Armadas, independientemente de su raza, religión, etnia, origen nacional, género u orientación sexual, me siento preocupado por los recientes mensajes en Twitter del Presidente que irrespetan a los miembros transexuales de las Fuerzas Armadas”.

Wright dijo que la fe cristiana enseña que Dios ama a todas las personas por igual e incondicionalmente. “Si bien puede ser cierto que hay costos atípicos asociados con la atención sanitaria de soldados que son transexuales, tales costos no serían diferentes de los de afecciones médicas de otros grupos distintos”, escribió Wright. “No podemos abandonar el tema de la plena inclusión de todos los estadounidenses en la defensa de nuestra gran nación. Le ruego al Presidente que reconsidere”.

Él también instó a “cualquier personal LGBT, que pudiera estar experimentando discriminación, que se sintiera sin respaldo o que cuestionara este último anuncio, a sentirse en libertad de buscar a un capellán episcopal en su zona”, o que se dirigiera a él directamente.

El Muy Rdo. Randy Hollerith, deán de la Catedral Nacional de Washington, dijo el 27 de julio que él también se sentía desencantado por la decisión de Trump de excluir a la comunidad transexual del servicio militar.

“Somos una nación que respetamos las identidades de todos y permitimos a las personas que sirvan a su país en base solamente a su capacidad”, dijo Hollerith “Para los que creen que esta decisión promueve los valores cristianos, no es así. Más bien, se trata de un obsequio a los que buscan tergiversar la religión para justificar la discriminación contra la comunidad transexual”.

El deán agregó, “las personas transexuales a través del país deben saber que son amadas por Dios y ciudadanos respetados de este país —principios que deben reflejarse en nuestras leyes y en las enseñanzas de la Iglesia”.

La Catedral Nacional de Washington es solidaria con las personas transexuales, afirmó Hollerith. “Ustedes siempre serán bienvenidos en nuestra casa”.

Shannon S. Johnston, obispo de la Diócesis de Virginia, así como la obispa sufragánea Susan E. Goff y el obispo auxiliar Edwin F. Gulick [de la misma diócesis], dieron a conocer el 28 de julio que coincidían con la declaración de Curry. Ellos también hicieron notar que la diócesis publicó recientemente normas para la inclusión de personas transexuales en los campamentos y escuelas de la diócesis.

“Estén seguros de nuestro inclaudicable apoyo a los amados hijos de Dios, no importa cuál sea su género, su identidad de género o su orientación sexual”, escribieron en una declaración.

Bruce Garner, el presidente de Integrity USA escribió el 27 de julio que su organización, que aboga por la plena inclusión de las personas LGBT en la vida de la Iglesia Episcopal, “mantiene su apoyo a las mujeres y hombres transexuales que prestan servicios en nuestras fuerzas armadas”.

Garner advertía en una publicación en su blog que el derecho canónico de la Iglesia Episcopal, en su postura antidiscriminatoria, respalda la posición de Integrity, incluidas las personas transexuales.

La Convención General de 2012 añadió la expresión e identidad sexuales a dos cánones que previenen la discriminación en la Iglesia. Uno establece claramente que el proceso de discernimiento para la ordenación está abierto para ellos, y otro garantiza su igual lugar en la vida, culto y gobierno de la Iglesia.

Esas iniciativas provocaron protestas de parte de algunos episcopales y dieron lugar a que los diputados y el que entonces era obispo de la Diócesis de Carolina del Sur,  Mark Lawrence, se retiraran de la Convención.

Tres años después, la Convención General aprobó una resolución en la que pedía un rito litúrgico para las personas que adoptaban nuevos nombres. También aprobó una resolución en la que solicitaba recomendaciones para la reunión de la Convención de 2018 sobre peticiones de enmendar los archivos y registros de la Iglesia y emitir nuevamente certificaciones de la Iglesia que coincidieran con los cambios de nombre de miembros de la Iglesia.

Garner instó a los miembros de Integrity a continuar su labor de promoción social.

“Recuerden que cuando los derechos civiles y humanos de alguien comienzan a ser menoscabados por el prejuicio, la discriminación, la malevolencia y la maldad, no hay nada que impida que esos mismos fanáticos persigan los otros derechos civiles y humanos que disfrutamos”, escribió Garner. “Exprésense, El silencio es igual a la muerte”.

Otros líderes episcopales están dando a conocer sus opiniones, entre ellos:

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora sénior y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org.