Las liturgias propuestas celebran la creación y ofrecen alternativas al Oficio Diario

[Episcopal News Service] En tanto gran parte de la atención pública se ha centrado en su trabajo sobre la bendición de uniones de parejas del mismo sexo, la Comisión Permanente sobre Liturgia y Música [SCLM, sigla en inglés] abordó otros múltiples temas durante el trienio 2010-2012.

“La labor que le han echado encima a la Comisión Permanente sobre Liturgia y Música es imponente”, dijo la Rda. Jennifer Phillips, vicepresidente de la comisión y rectora de la iglesia episcopal de San Francisco [St. Francis], en Río Ancho, Nuevo México.

El informe del Libro Azul de la SCLM a la Convención General ofrece nuevos ritos para celebrar la creación y el cuidado de animales queridos, así como oraciones para suplementar el Oficio Diario. Contiene resoluciones para autorizar el continuo uso experimental [de la liturgia] de Mujeres y Hombres Santos (sucesora de Festividades Menores y Ayunos) y para incluirle nuevas conmemoraciones. Y propone formar un equipo de trabajo de cantos congregacionales y expandir la labor del Proyecto de Música Mundial.

El informe de la comisión recomienda también el seguir trabajando en la revisión del Libro de Oficios Ocasionales, el abordar el anti judaísmo cristiano y el crear liturgias para la adopción de niños.

Ritos propuestos

Los ritos para celebrar la creación incluyen materiales para guardar los Días de Rogativa, la bendición de los animales en la fiesta de San Francisco de Asís, o el domingo de octubre que caiga más cerca, y oraciones para “ocasiones cívicas”, tales como el Día de la Tierra o el Día del Árbol, o la bendición de un huerto comunitario. La comisión elaboró los materiales litúrgicos en respuesta a las resoluciones de la Convención General de 2009 para establecer un “Ciclo de la creación en la estación de Pentecostés”, pero finalmente decidió no recomendar la creación de una estación [litúrgica] opcional.

La comisión reconoció que algunas denominaciones y algunas partes de la Comunión Anglicana han abrazado la idea de un ciclo separado, dijo Phillips. Pero los miembros también debatieron cómo “el Leccionario Común Revisado aún no se usa en nuestra Iglesia, y aún hay que entenderlo y trabajar en él y desarrollarlo y presentarlo… La SCLM pensó que podría ser desacertado alentar de repente a las personas a desviarse del Leccionario Común Revisado”.

“Cuando uno está en una época de tantísimos fermentos, en la cual estamos, y de ansiedad acerca de la sexualidad y de toda esta suerte de interrogantes acerca de la autoridad y la Biblia y la ordenación y cosas por el estilo, venir a sumarle otros problemas no es siempre oportuno”, dijo ella. “Queríamos, esencialmente, hacer accesible esos materiales [y] recomendar su uso además del oficio principal de los domingos”.

Los ritos de rogativa incorporan la tradición inglesa de recorrer los límites de una parroquia con la práctica más extendida de la Iglesia “de procesiones públicas y letanías en tiempos de guerra y enfermedad, en épocas de crisis”, siguió diciendo. “Para los centros urbanos, solían hacerse procesiones en las cuales se incluía el canto público de una larga letanía, de oraciones por protección”.

Si bien las iglesias episcopales no tienen el mismo tipo de fronteras geográficas que las antiguas parroquias inglesas, “lo que le presta sentido es la intención de ofrecer intercesiones por la vida de su comunidad local”, afirmó. Cuando una parroquia urbana celebra una procesión, incluso si no pasa de ser una caminata por el barrio, “hace a la Iglesia visible a la cultura que la rodea”.

“En este momento en que tenemos estas preocupaciones fundamentales por la Tierra”, agregó, los ritos le permiten a todo el mundo “dar gracias por la abundancia de la tierra, orar por su cuidado y preservación y hacer eso tanto en ambientes urbanos como rurales”.

“Entonces, no se trata sólo de una liturgia pastoral, sino de algo por lo que puedes orar en medio de la ciudad”.

En respuesta a una resolución de 2009 acerca de los ritos para mascotas, la comisión elaboró un oficio de entierro para un animal querido y otras oraciones para usarlas en la adopción, la enfermedad, la pérdida o la muerte de mascotas o animales de servicio.

La creación de ritos para mascotas no son iguales para todos. Por ejemplo, no todas las congregaciones tienen un oficio de bendición de los animales, y aquellas que lo celebran pueden bendecirlos en un estacionamiento o hacerlos desfilar por el pasillo central de la iglesia durante el culto, apuntó Phillips. “En San Juan el Teólogo [St. John the Divine, la catedral de Nueva York] llevan elefantes. Cada lugar tiene su propio estilo, pero esto permitirá algunas oraciones, algunas letanías, un tipo de formato que la gente pueda utilizar o que esperamos creará un buen criterio”.

Oración diaria

La Oración Diaria para Todas las Estaciones se propone “para uso experimental de individuos en congregaciones y otras agrupaciones de la Iglesia que deseen orar o meditar a lo largo del día”, según la resolución del Libro Azul. Tiene por objeto complementar los Oficios Diarios y las Devociones Diarias del Libro de Oración Común.

“Esas [oraciones] están maravillosamente concebidas para una audiencia contemporánea”, dijo Phillips. La idea es ofrecer “no una sustitución, sino una alternativa a lo que está en nuestro libro de oración para atraer de una manera diferente, que se ajuste a las vidas complicadas y postmodernas de las personas”.

Ella cree que será particularmente útil en lugares como recintos universitarios o grupos de retiro, “pero especialmente para personas que lo lleven consigo en su auto, tal vez como una aplicación en su teléfono móvil de manera que puedan rezar un oficio…en 10 minutos”.

“Tenemos una larga tradición, valiosísima tradición, de oficios diarios, que fue el legado de grandes reformadores del anglicanismo que deseaban sacar la oración de los monasterios y ponerla a disposición de las personas ordinarias, de manera que se adecuara a sus vidas [de personas] que laboran en el mundo. Eso es un inmenso regalo, y por consiguiente es una suerte de vergüenza que los oficios hayan caído tan en desuso”.

La esperanza es que las nuevas oraciones, que contienen letras de himnos, lecturas tomadas de varios lugares y preguntas en las cuales meditar, puedan atraer a personas nuevas a orar en los oficios. Si bien “un poco más libre en la forma y contemporánea en el sentir”, advirtió ella, “aún contienen algunas sombras de la estructura antigua. En realidad sólo se han reducido”.

Mujeres y Hombres Santos

La comisión recomendó que las Mujeres y Hombres Santos, que se presentaron en la Asamblea General 2009 y que expandió grandemente el número de conmemoraciones del calendario de la Iglesia, se sigan ofreciendo para uso experimental y que la SCLM continúe solicitando reacciones a esto y a la elaboración del volumen. La comisión presentaría una edición revisada para una primera lectura en 2015.

“Es un enorme compendio”, dijo Phillips. “Hay una controversia respecto a algunas cositas. Hay personas que no están contentas de que se hayan incluido a calvinistas, entre ellas al propio Calvino. Hay quienes se cuestionan la ortodoxia de personas que no se profesan cristianos como John Muir… Hay figuras que son completamente nuevas para la gente, y personas que ni siquiera han tenido la oportunidad de acostumbrarse a quiénes son y de dónde provienen”.

“El sentir era [que] se necesita más tiempo y que si actuamos precipitadamente podríamos tomar decisiones que luego podríamos lamentar”, afirmó.

Siguiendo instrucciones de la Convención General, la comisión añadió al magistrado del Tribunal Supremo [de EE.UU.], Thurgood Marshall a la lista de Mujeres y Hombres Santos, decía el informe de la comisión.

La SCLM solicita también a la Convención General que la oriente “a consultar al Comité sobre el Estatus de las Mujeres del Consejo Ejecutivo, el Proyecto de Historia de las Mujeres Episcopales y de otras organizaciones femeninas de la Iglesia Episcopal para identificar a mujeres que merezcan la inclusión [en este calendario]“. Y propone conmemoraciones de uso experimental para el próximo trienio de: James Solomon Russell, Emily Cooper, Junia y Andrónico, Pauli Murray, la primera ordenación de mujeres al presbiterado en la Iglesia Episcopal, Virginia Dare y Manteo, y Tecla.

Himnario

En base a los resultados de un estudio sobre viabilidad, la comisión no recomendó revisar El Himnario de 1982.

“Realmente, no hay ningún consenso dentro de la denominación si debemos llevar a cabo la renovación del Himnario”, dijo John Repulski, secretario de la SCLM y director de música en la iglesia episcopal de Cristo [Christ Episcopal Church] Cranbrook en Bloomfield Hills, Michigan.

La excepción tuvo lugar en la IX Provincia, donde el clero y los músicos “expresaron claramente a los encuestadores que los materiales musicales autorizados de que actualmente se dispone en la Iglesia Episcopal no responden a sus necesidades en lo que respecta a estilo de culto, contexto teológico y cultural y asequibilidad”, dice también el informe de la SCLM.

“Nosotros los episcopales, lo que hemos reiterado en esa encuesta es que amamos nuestros libros”, dijo Phillips. “Aunque existen algunos suplementos mejores y peores disponibles y autorizados… la mayoría aún ama el himnario y quiere usar el himnario y quiere tener un himnario que pueda sostener en sus manos. Pero la IX Provincia se siente desatendida, que el material no se ajusta a sus necesidades culturales”.

Consecuentemente, la comisión recomienda crear un equipo de trabajo sobre el canto congregacional para “explorar una variedad de materiales musicales y fomentar un liderazgo musical capaz de aprender, interpretar y enseñar varios estilos musicales”, agrega el informe de la SCLM.

“Si bien los datos no indican una revisión en este momento”, dice [el informe] “sí indica la necesidad de comenzar un proceso de discernimiento a fondo respecto a qué nueva música, más allá de la serie de recursos autorizados en la actualidad, inspirarán y revitalizarán a nuestras congregaciones. Un proceso de uso experimental de la música más allá de lo autorizado en la actualidad, cuidadosamente observado y rigurosamente medido, estaría en el meollo de este discernimiento”.

Repulski dijo que esperaba que el equipo de trabajo facilitara “realmente el acopio de amplísima información”, atendiendo a preguntas que incluyen si a las personas les gustarían otros materiales de música diferentes a los libros impresos.

El equipo de trabajo, según el informe, también incorporaría y expandiría el Proyecto de Música Mundial.

Para ayudar a proporcionar materiales para la IX Provincia, donde las congregaciones por lo general aprenden música mediante la memorización de lo que escuchan y no de libros, un grupo de músicos grabó alrededor de 15 cánticos de El Himnario que serán dados a conocer al tiempo de la Convención General, dijo Repulski. La SCLM está aún tratando de encontrar la mejor manera de hacer circular los materiales y en qué formato. Se proyectan vídeos así como formatos de CD, y las versiones estarán disponibles sólo con instrumentación, señaló él.

Repulski es también el administrador de una nueva página de Facebook para los músicos de la Iglesia Episcopal que rápidamente ha reunido a 450 miembros. “Definitivamente, tenemos una necesidad de hablar”, afirmó. Él espera que el resultado sea “sencillamente más conversación entre todos los músicos de la Iglesia Episcopal”.

Otras resoluciones de la SCLM proponen:

  • Proseguir la revisión del Libro de Oficios Ocasionales.
  • Autorizar el uso continuo de Enriquecer nuestro Culto 1,2,3,4 y 5.
  • Seguir “recogiendo, revisando y diseminando materiales para abordar el anti judaísmo cristiano que se expresa y se estimula en porciones de las Escrituras y textos litúrgicos cristianos”.
  • Revisar las liturgias de la Semana Santa del libro de oración para que se avengan al Leccionario Común Revisado.
  • Continuar elaborando liturgias para la adopción de niños.
  • Añadir la Biblia en Lenguaje Contemporáneo (The Message] y la Biblia en Inglés Común [Common English Bible] como traducciones aprobadas para usarlas durante el culto.
  • Fijar traducciones estándares que incluyan el reflejo “del estilo idiomático y el contexto cultural” de las lenguas usadas.
  • Proporcionar $105,000 para las reuniones de la SCLM y $202,000 para la elaboración y revisión de materiales litúrgicos tal como ha sido mandado por la Convención General y los cánones de la Iglesia.

— Sharon Sheridan es corresponsal de ENS. Traducido por Vicente Echerri.

En inglés: http://bit.ly/Jq0JD0

Speak Your Mind

*

Full names required. Read our Comment Policy. General comments and suggestions about Episcopal News Service, as well as reports of commenting misconduct, can be e-mailed to news@episcopalchurch.org.